De forma general la recomendación a la hora de repartir el número de ingestas a lo largo del día se centra en 5 tomas. De esta forma, podemos realizar 3 comidas principales y, 2 tentempiés que nos ayuden a mantener la energía que nos permita continuar con todas las actividades.

Tomando alimentos como fruta, lácteos, frutos secos, cereales (pan, galletas…), etc. en la media mañana y la merienda, evitaremos llegar con demasiada hambre a la hora de la comida o la cena y así podremos comer sólo lo que teníamos planificado.

No obstante, muchas personas son capaces de realizar una alimentación sana, variada y equilibrada realizando 3-4 ingestas al día. Sin necesidad de “picotear” alimentos superfluos. Loimportante a la hora de repartir los alimentos a lo largo del día es tener en cuenta por un lado, nuestros hábitos y horarios. Si trabajamos a turnos es posible que necesitemos realizar dos tomas para poder aguantar el ritmo y no llegar a la hora de la comida o la cena con demasiada hambre. Tener en cuenta que es posible que después cenemos temprano ya que debemos madrugar mucho, por tanto no realizaríamos la merienda.

Además, debemos tener en cuenta las recomendaciones de frecuencia de consumo de alimentos y así no olvidaremos tomar fruta, verdura, lácteos, etc.