Lácteos en la alimentación

Numerosos estudios avalan los beneficios de los lácteos en la dieta

Numerosos trabajos han demostrado los beneficios sobre el metabolismo óseo del consumo de lácteos en las poblaciones, por su aporte en calcio, vitamina D y proteínas que favorecen la mineralización ósea.

El consumo de lácteos se asocia a un riesgo disminuido de obesidad tanto en población infantil como adulta y a un efecto entre neutro y beneficioso sobre el riesgo cardiometabólico.

Menor prevalencia de obesisdad e hipertensión

En   España, la ingesta de lácteos se relaciona con una menor prevalencia de obesidad e hipertensión en la población general.

Por otra parte, los ensayos clínicos controlados con dietas hipocalóricas han hallado que la ingesta de lácteos   ayuda a disminuir de peso, mientras que con dietas sin restricción calórica el efecto es el contrario, aunque el aumento de peso, en este caso, se hace a expensas de la masa magra.