Legumbres

Se caracterizan por su elevado contenido proteico (17%-25%) que es semejante e incluso superior a carnes y pescados, pero de menor valor biológico. Contienen minerales como el calcio, hierro y magnesio, vitaminas del grupo B y son abundantes en hidratos de carbono. Componen este grupo las alubias, lentejas, garbanzos, habas secas y la soja, entre otros.

Tubérculos

La patata es el más importante y el más conocido. Aporta proteína y hierro (en pequeñas cantidades), además de ser fuente de vitamina C, tiamina, niacina y fibra. Hay que prestar especial atención en la forma de preparación, ya que si se consumen fritas su valor energético se triplica debido al aceite utilizado en la fritura.

Frutos secos

Contienen menos del 50% de agua, un bajo contenido de hidratos de carbono y alto contenido proteico y lipídico. Presenta ácidos grasos poliinsaturados, que favorecen la disminución del riesgo cardiovascular. Debido a su elevado contenido calórico hay que tomarlos con moderación (30 gr/día).  Los frutos secos más comunes son las castañas, nueces, piñones, avellanas, almendras, pistachos y pepitas de girasol.