Alertan del riesgo de una dieta sin gluten en personas que no la necesitan

A pesar de que la proporción de los estadounidenses con la enfermedad celíaca se mantuvo estable de 2009 a 2014, crece el número de personas que no toman gluten, a pesar del hecho de que las dietas sin gluten no están aconsejadas para la población general que no tiene problemas de intolerancia.

Para ver si la prevalencia de la enfermedad celíaca y la utilización de una dieta libre de gluten habían aumentado en los últimos años, Kim y sus colegas utilizaron datos recogidos entre 2009 y 2014 en 22.278 adultos y niños en los EE.UU, que tenían al menos 6 años de antiguedad y habían sido estudiados para determinar una posible enfermedad celíaca o se habían entrevistado acerca de diagnósticos previos.

Aproximadamente 0,7 por ciento de las personas se les diagnosticó la enfermedad celíaca, y aproximadamente 1,08 por ciento fueron adhiriendo a una dieta libre de gluten sin ser diagnosticados con la enfermedad celíaca.

La proporción de personas en los EE.UU. con enfermedad celíaca se mantuvo estable durante el estudio, mientras que la popularidad de las dietas sin gluten aumentó durante ese mismo tiempo.

Aproximadamente 0,5 por ciento de la gente tomaba una dieta libre de gluten entre 2009 y 2010, que aumentó a 1,69 por ciento entre el 2013 al de 2014.

El problema de una dieta sin glúten en personas en las que no es necesario es que reducen la variabilidad de alimentos y pueden caer en déficits nutricionales.

REFERENCIAhttp://media.wix.com/ugd/6672f8_57cdce0660d54202ba8c1785e6fc17de.pdf