Alimentación orgánica una puerta al debate

Alimentación orgánica una puerta al debate

alimentación orgánica

El mercado global de productos orgánicos ha crecido rápidamente en las últimas décadas. Cada vez son más los consumidores que demandan este tipo de productos a nivel mundial. Su demanda está parcialmente impulsada por las percepciones de los consumidores de que son más nutritivos.

Las razones por las que los consumidores eligen cada vez más productos alimenticios orgánicos en lugar de convencionales son variadas. Priman razones de salud personal, impacto ambiental o bienestar animal. El motivo principal es la creencia de que la alimentación orgánica es más saludable o nutricionalmente superiore. ¿Pero es esto así?

¿Qué nos dice la ciencia?

La noción de que la alimentación orgánica puede ser más saludable tiene algo de apoyo.

Lo cierto es que no existen variaciones sustanciales en lo que a macronutrientes se refiere. Los alimentos sean o no orgánicos, tendrán una cantidad similar de proteínas, grasas, carbohidratos y fibra dietética.

Sin embargo, se han demostrado mayores concentraciones de ciertos micronutrientes en algunos alimentos orgánicos. Aun así, lo más importante de los alimentos orgánicos, no es lo que tienen, sino, de lo que carecen. Ciertos cultivos orgánicos tienen niveles inferiores de metabolitos tóxicos, incluidos metales pesados como el cadmio, residuos de fertilizantes y pesticidas. British Journal of Nutrition, 112 (5), 794-811. Además, estudios han evidenciado que el consumo de alimentos orgánicos podría reducir la exposición a bacterias resistentes a los antibióticos. Ann Intern Med. 2012; 157 : 348–366

¿Existen evidencias de que una dieta orgánica sea mejor para nuestra salud que una dieta convencional?

Precisamente eso, es lo que trata de evaluar la nueva revisión publicada en Nutrients. Revisar la evidencia científica disponible sobre los efectos en la salud de estas dietas en comparación con la comida convencional.

Esta revisión informa los resultados de 35 estudios que incluyen ensayos clínicos e investigación observacional. Además,  incluye más documentos que las revisiones sistemáticas anteriores sobre este tema.

¿Cómo trabajó el equipo investigador?

Vanessa Vigar y su equipo, buscaron en bases de datos relevantes artículos publicados hasta enero de 2019. Se incluyeron ensayos clínicos y estudios de investigación observacional donde proporcionaron resultados comparativos sobre resultados de salud directos o indirectos. Treinta y cinco documentos cumplieron los criterios para su inclusión en la revisión.

Pocos ensayos clínicos evaluaron las mejoras directas sobre la salud asociados con el consumo de alimentos orgánicos; la mayoría evaluó las diferencias en cuanto a la exposición a pesticidas u otras medidas indirectas.

Se observaron algunos resultados significativos donde el aumento de la ingesta orgánica se asoció con una menor incidencia de: infertilidad, defectos de nacimiento, sensibilización alérgica, otitis media, preeclampsia, síndrome metabólico, IMC alto y linfoma no Hodgkin.

La evidencia actual no permite una declaración definitiva sobre los beneficios para la salud de la ingesta dietética orgánica. Sin embargo, el número creciente de importantes hallazgos vislumbra beneficios para la salud derivados del consumo de estos alimentos.

La investigación clínica futura debería centrarse en el uso de la sustitución de una dieta completa a largo plazo con intervenciones orgánicas certificadas, ya que es más probable que este enfoque determine si existen o no beneficios medibles verdaderos para la salud.

Los resultados y sus conclusiones

  1. Los estudios han demostrado consistentemente una reducción en los metabolitos de pesticidas en la orina con una dieta orgánica; sin embargo, no hay pruebas suficientes para mostrar la traducción a resultados de salud clínicamente relevantes y significativos. Es necesario que los estudios vayan más allá de simplemente medir la reducción de la exposición a pesticidas con alimentos orgánicos, para investigar los beneficios medibles para la salud.
  2. El hallazgo de que el consumo de alimentos orgánicos reduce sustancialmente los niveles de organofosforados (OP) en la orina es importante para aquellos preocupados  (Desde el punto de vista preventivo), en minimizar la exposición a pesticidas OP. Dado el conocimiento actual sobre la toxicidad de estos químicos, parece posible que la exposición reducida a la larga pueda traducirse en beneficios para la salud.

Si bien los resultados de esta revisión sistemática mostraron resultados positivos significativos de estudios observacionales en varias áreas, incluida la reducción de la incidencia de síndrome metabólico, IMC alto, linfoma no Hodgkin, infertilidad, defectos de nacimiento, sensibilización alérgica, otitis media y preeclampsia, la evidencia actual no permite una declaración definitiva sobre los beneficios para la salud a largo plazo de la ingesta dietética orgánica.

El consumo de alimentos orgánicos a menudo está relacionado con prácticas dietéticas más saludables en general y niveles más bajos de sobrepeso y obesidad, que probablemente influyan en los resultados de la investigación observacional.

Fuente

Vigar, V.; Myers, S.; Oliver, C.; Arellano, J.; Robinson, S.; Leifert, C. A Systematic Review of Organic Versus Conventional Food Consumption: Is There a Measurable Benefit on Human Health? Nutrients 202012, 7.