El consumo de aceites vegetales reduce el colesterol, pero no la mortalidad, según un estudio

Investigaciones anteriores han relacionado grasas poliinsaturadas en los aceites vegetales, frutos secos y semillas con un menor riesgo de enfermedades del corazón. Sobre la base de estos estudios, reemplazamos las grasas de origen animal como la mantequilla, la crema y la manteca de cerdo con aceites de origen vegetal a base de maíz, soja, canola y aceitunas.

Pero esto nunca ha sido demostrado por estudios realmente rigurosos. Cuando el equipo del prof. Ramsden examinó los datos de un experimento muy amplio (con más de 9.400 personas), encontraron el colesterol disminuido al cambiar las grasas saturadas por aceites vegetales, pero eso no mejoró la supervivencia, de hecho, los participantes que tenían mayores reducciones en el colesterol tuvieron mayor incidencia de fallecimientos, en vez de atenuar el riesgo de muerte.

Los investigadores estudiaron los datos de 1968 a 1973 en los residentes de un hogar de ancianos y seis hospitales mentales en Minnesota, que van de un tramo de edad de 20 a 97 años.

Los residentes fueron asignados al azar a una dieta que sustituye la grasa saturada con aceite de maíz y la margarina a base de aceite de maíz, o para un grupo de control que se tomó las comidas con alto contenido de grasas saturadas de grasas animales, margarinas y mantecas común.

Después de cambiar a la dieta aceite vegetal, los residentes tuvieron una caída de casi el 14 por ciento en los niveles de colesterol, en comparación con sólo un uno por ciento para el grupo de control, sin embargo, reducir el colesterol no resultó mejorar la supervivencia.

Los investigadores analizaron el colesterol sérico total de participantes, que incluye los triglicéridos, el colesterol LDL y HDL colesterol. La Asociación Americana del Corazón dice que un colesterol sérico total de menos de 180 mg / dL es ideal. Por cada reducción / dl 30 mg de colesterol, sin embargo, el riesgo de muerte de la población aumentó un 22 por ciento, basado en un análisis de los informes de la autopsia disponibles para la población de estudio a partir de 2015.

Además, la dieta de aceite vegetal no se asoció a un menor riesgo de arteriosclerosis.

Las recomendaciones pasan a ser que se eviten las grasas trans, azúcares y exceso de sodio, y se consuma una dieta variada rica en una variedad de verduras, frutas enteras, granos enteros, pescados, carnes magras, huevos, legumbres y frutos secos.

FUENTE: http://bit.ly/1sk4kGq