Las bebidas alternativas a la leche no sustituyen al yodo de la leche de vaca

Según los resultados de un nuevo estudio publicado en “British Journal of Nutrition”. Los consumidores de bebidas alternativas a la leche de vaca pueden estar en riesgo de deficiencia de yodo. Investigadores de la University of Surrey, en Reino Unido, examinaron el contenido de yodo de 47 bebidas alternativas a la leche (incluyendo de soja, almendra, coco, avena, arroz, avellana y cáñamo, para lactantes y niños) y lo comparó con el de la leche de vaca.

Según el estudio publicado la mayoría de las bebidas no tenían niveles adecuados de yodo

Los científicos descubrieron que la mayoría de las bebidas alternativas a la leche no tenían niveles adecuados de yodo, con concentraciones de alrededor del 2% de las encontradas en la leche de vaca. La leche de vaca y los productos lácteos son la principal fuente de yodo en la dieta de Reino Unido, sin embargo, los resultados del estudio muestran que la mayoría de las bebidas alternativas de leche no son un sustituto adecuado.

La deficiencia de yodo está presente en ciertos grupos de la población del Reino Unido, especialmente en mujeres embarazadas; esto es motivo de preocupación ya que el yodo es necesario para el desarrollo del cerebro fetal. La leche del Reino Unido es rica en yodo y, además, es la principal fuente de yodo en la dieta. Las ventas de bebidas alternativas a la leche en el Reino Unido están aumentando, pero faltaban datos sobre su contenido de yodo.

Se determinó la concentración de yodo de siete tipos de bebidas alternativas a la leche (soja, almendras, coco, avena, arroz, avellana y cáñamo) mediante el análisis de 47 productos comprados entre noviembre y diciembre de 2015. Para comparar , se incluyeron muestras de invierno de leche de vaca convencional (n 5) y orgánica (n 5). La concentración media de yodo de todas las bebidas alternativas no fortificadas con leche (n 44) fue baja, a 7,3 μg / kg, sólo el 1,7% de nuestro valor para la leche de vaca convencional de invierno (mediana 438 μg / kg). Una marca (no líder del mercado), fortificó sus bebidas de soja, avena y arroz con yodo y esas bebidas tuvieron una mayor concentración de yodo que las bebidas no fortificadas, a 280, 287 y 266 μg / kg, respectivamente.

La concentración de yodo de la leche orgánica (mediana 324 μg / kg) fue menor que la de la leche convencional.

Las personas que consumen bebidas alternativas a la leche (no  fortificadas)  en lugar de la leche de vaca pueden estar en riesgo de deficiencia de yodo

Aunque muchas bebidas alternativas a la leche están fortificadas con calcio, en el momento de este estudio, sólo tres bebidas  de cuarenta y siete bebidas fueron fortificadas con yodo. Las personas que consumen bebidas alternativas a la leche que no están fortificadas con yodo en lugar de la leche de vaca pueden estar en riesgo de deficiencia de yodo a menos que consuman fuentes alternativas de yodo.


Referencia: Bath, S., Hill, S., Goenaga Infante, H., Elghul, S., Nezianya, C., & Rayman, M. (2017). Iodine concentration of milk-alternative drinks available in the UK in comparison with cows’ milk. British Journal of Nutrition, 1-8. doi:10.1017/S0007114517002136