Estreñimiento crónico y microbiota intestinal: Revisión y actualización

Estreñimiento crónico y microbiota intestinal y : Revisión y actualización

 

El estreñimiento crónico comprende tanto el estreñimiento funcional como el estreñimiento por síndrome del cólon irritable. Ambos, son desórdenes intestinales multifactoriales predominantes, y su etiología y fisiopatología son aún poco conocidas. Estudios recientes mediante análisis de 16S han mostrado disbiosis de la microbiota intestinal en el estreñimiento crónico.

Conceptos clave:

La secuenciación 16S rRNA basada en NGS es una técnica  basada en:
• La presencia del gen 16S en todas las bacterias y la conservación universal de algunas regiones. Permite el diseño de pares de primers capaces de amplificar regiones específicas de prácticamente todos los genes 16S bacterianos
• La especificidad del gen 16S en algunas regiones variables hace posible la identificación de las bacterias a un nivel taxonómico suficientemente informativo

La disbiosis (disbacteriosis) es desequilibrio de la microbiota normal, debido a cambios cuantitativos o cualitativos de su composición.  También, debido a cambios en su funcionamiento o actividades metabólicas, o bien, a cambios en su distribución

Propósito:

El artículo publicado en Frontiers in Medicine “Gut Microbiota and Chronic Constipation: A Review and Update”, ofrece una revision de los estudios más recientes sobre microbiota en el estreñimiento crónico. Así mismo, es una revisión de su tratamiento mediante probióticos, prebióticos, simbióticos, antibióticos y trasplante de microbiota fecal (FMT)

Metodología:

Se realizaron búsquedas en PubMed hasta el 1 de agosto de 2018 usando palabras clave: “IBS,” “IBS-C,” “síndrome del intestino irritable,” “síndrome del intestino irritable con estreñimiento,” “estreñimiento funcional,” “estreñimiento crónico” en combinación con “microbiota intestinal,” “disbacteriosis,” “microflora intestinal” para la microbiota en el estreñimiento crónico, y en combinación con “probióticos”, “prebióticos”, “simbióticos”, “antibióticos” y “trasplante de microbiota fecal”.

Resultados:

En comparación con sujetos sanos, los pacientes con SII-C tienen un nivel más bajo de Actinobacteria incluyendo Bifidobacterias, en sus muestras fecales y un mayor nivel de bacteroidetes en su mucosa.

En la mayoría de los ensayos controlados, aleatorios y de grupos paralelos, probióticos, prebióticos, simbióticos, antibióticos y terapia FMT para el estreñimiento crónico, fueron efectivos y con pocos efectos secundarios. Sin embargo, hay estudios en un pequeño número de probióticos diferentes, siendo difícil evaluar su efecto.

Conclusiones:

Las evidencias indican que la disbacteriosis de la microbiota intestinal puede contribuir al estreñimiento funcional y estreñimiento de tipo síndrome del intestino irritable. Dirigir el tratamiento de la disbacteriosis en el estreñimiento con probióticos, prebióticos, simboióticos, antibióticos y terapia FMT podría ser una nueva alternativa especialmente para el estreñimineto reincidente a las terapias convencionales.

Fuentes:

Ohkusa T, Koido S, Nishikawa Y and Sato N (2019) Gut Microbiota and Chronic Constipation: A Review and Update. Front. Med. 6:19. doi: 10.3389/fmed.2019.00019