Recetas

Arroz con leche casero


Para compartir


50 minutos


Dificultad Baja


Precio Bajo

¿A quién no le trae una sonrisa y los mejores recuerdos un buen arroz con leche casero? Más cremoso o más líquido, más templado o más frío… El arroz con leche es un postre estrella de la gastronomía tradicional asturiana que ha pasado de generación en generación sin perder su esencia de postre nutritivo y delicioso.

Hacerlo bien lleva su tiempo, pero merece mucho la pena. No dejes que se pierdan las tradiciones y atrévete con esta receta de arroz con leche casero. Con nuestro paso a paso y los mejores ingredientes Central Lechera Asturiana ya verás como consigues un resultado insuperable.

Preparación


  1. Ponemos el arroz con un pellizco de sal, la canela y la cascara de limón en una olla y cubrimos de agua.

  2. Lo dejamos hervir sobre 10 minutos sin dejar de remover.

  3. En una cazuela aparte ponemos a calentar la leche fresca Central Lechera Asturiana. No dejes que la leche hierva, eso estropearía su sabor.  Poco a poco vamos a ir añadiendo la leche caliente a la olla del arroz.

  4. Sin que deje de hervir nuestra olla con el arroz, vamos añadiendo la leche a cacitos removiendo constantemente durante más o menos media hora.

  5. Cuando el arroz esté cocinado, añadimos el azúcar poco a poco y vamos dejando que se disuelva.

  6. Dejamos enfriar en la nevera y servimos con un poco de canela en polvo por encima. ¡Y listo!

Trucos, consejos y notas


  • Si quieres preparar un arroz con leche lo más tradicional posible, no te olvides de añadir azúcar por encima de este rico postre y quemarlo con la ayuda de un soplete de cocina o un quemador de azúcar. ¡Conseguirás un caramelo riquísimo!

  • Utiliza granos de arroz redondos para que tu arroz con leche quede más cremosos.

  • Si eres muy goloso puedes darle un toque diferente añadiendo leche condensada o un poco de nata.

  • El arroz con leche se puede degustar templado o frío. Si lo vas a guardar en la nevera, asegúrate de taparlo bien con papel film para que no absorba olores indeseados.