Recetas

Brandada de bacalao


4 personas


45 minutos


Dificultad Baja


Precio Bajo

El bacalao es uno de los pescados blancos con más aporte de nutrientes. Existen mil formas de preparar el bacalao, pero en este caso te traemos una receta riquísima de Brandada de bacalao. Su preparación es muy sencilla y sirve como un entrante muy saludable y rico. ¡Les encantará a todos!

La Brandada de bacalao es una receta originaria del País Vasco donde surgió como variante al ali-oli. Aunque el toque de aceite de oliva proviene de la cocina francesa. 

Es una crema estupenda que se puede servir para picar con tostadas de pan y palitos o como acompañante de unos deliciosos pimientos del piquillo al horno, uno de los platos más tradicionales. ¿Con qué la vas a combinar?

Preparación


  1. Ponemos una olla con agua y una pizca de sal para cocer la patata sin pelar durante 15 minutos como mínimo y reservamos.

  2. Pelamos un diente de ajo. En un cazo, vertemos la leche entera Central Lechera Asturiana y añadimos el diente de ajo junto a la pieza de bacalao.

  3. En cuanto comience a hervir la leche, apagamos el fuego, tapamos y dejamos infusionar durante 20 minutos. Mientras tanto pelamos la patata cocida y la troceamos en dados.

  4. Pelamos y fileteamos el otro diente de ajo. Ponemos una sartén a calentar con un poco de Aceite de Oliva Virgen Extra y doramos el ajo. Lo retiramos de la sartén y reservamos. Más tarde utilizaremos el aceite de oliva.

  5. Pasados los 20 minutos de reposo, sacamos el bacalao de la olla y lo juntamos con la patata en un bol de cristal.

  6. Calentamos la nata Central Lechera Asturiana en una cacerola. Antes de que llegue a hervir, mezclamos con el bacalao y la patata y trituramos la mezcla con la ayuda de una batidora. Por último, añadimos el aceite a la brandada y batimos hasta tener una textura homogénea.

  7. Servimos en un plato hondo añadiendo el ajo dorado, el perejil por encima y el pan para decorar o en un plato a parte para untar. ¡Y listo, a disfrutar de la Brandada de Bacalao!

Trucos, consejos y notas


  • Puedes echar una pizca de pimienta negra molida. ¡Al gusto de la casa!

  • Puedes tostar un poco el pan y añadir un chorro de Aceite de Oliva Virgen Extra. ¡Estará riquísimo!