Recetas

Canelones de calabacín rellenos de bacalao


Para compartir


60 minutos


Dificultad Media


Precio Medio / Alto

¿Necesitas incorporar más pescado a tu dieta? ¡Esta es tu receta! Es un plato fácil, equilibrado y diferente para sorprender a los tuyos. ¡Empezamos!

En primer lugar tenemos que lavar bien los calabacines y cortarlos a lo largo con una mandolina para obtener unas láminas finas que luego utilizaremos para sustituir las clásicas láminas de pasta para los canelones. Llevamos a hervor una olla con agua y cocemos las láminas de calabacín durante dos minutos, luego escurrimos y los reservamos. En otra olla pochamos bien la cebolla picada en brunoise con el aceite de oliva virgen extra hasta que esté transparente. Añadimos el tomate triturado y dejamos tapada la olla durante 20 minutos a fuego suave, removiendo de vez en cuando para que se incorporen bien los ingredientes. Añadimos la sal al gusto y, si fuese necesario, podemos añadir una pizca de azúcar para corregir la acidez del tomate. Cuando esté listo lo reservamos.
En una sartén a parte calentamos el vaso de aceite con los ajos pelados. Debemos tener cuidado de que el aceite esté caliente pero no hirviendo (no como para freír patatas), y echamos el bacalao previamente desalado. Cocinamos todo junto y cuando esté listo ponemos el bacalao junto con los ajos en el vaso de la batidora mientras dejamos templar el aceite. Vamos batiendo el bacalao y añadiendo poco a poco el aceite ya templado. Añadimos la nata para cocinar Central Lechera Asturiana, un pellizco de nuez moscada y, si fuese necesario, sal al gusto.

Para montar el plato ponemos tres láminas de calabacín extendidas y superpuestas en horizontal (que queden montadas sobre las otras a lo largo para que quede más ancha), ponemos un poco de crema de bacalao y enrollamos. Colocamos los canelones en una fuente de horno engrasada y les añadimos encima la salsa de tomate y cebolla que teníamos reservada, rallamos queso tierno Central Lechera Asturiana por encima a nuestro gusto y, por último, gratinamos en el horno hasta que quede dorado. ¡Y a comer!

Preparación


  1. Lavar bien los calabacines y cortar a lo largo con un mandolina

     

  2. Echarlos en agua hirviendo durante dos minutos y reservar.

     

  3. Picar la cebolla en brunoise y pochar con las 5-6 cucharadas de aceite.

     

  4. Cuando esté transparente, añadir el tomate triturado.

     

  5. Poner el vaso de aceite en una sartén con los ajos pelados y echar el bacalao desalado.

  6. Poner en el vaso de la batidora el bacalao junto con los ajos y batir añadiendo el aceite poco a poco

     

  7. Añadir la nata para cocinar Central Lechera Asturiana, un pellizco de nuez moscada y sal

     

  8. Para montar el plato enrollando la pasta de bacalao con las tiras de calabacín.

     

  9. Ponerlos en una fuente de horno engrasada y echarles la salsa de tomate y el queso rallado por encima.

     

  10. Gratinar en el horno hasta que quede dorado.

Central lechera Asturiana
Central lechera