Recetas

Ensalada de quesos


Para compartir


10 minutos


Dificultad Baja


Precio Bajo

Las ensaladas son fresquitas, ligeras y saludables, por lo que te ayudan a combatir las altas temperaturas mientras disfrutas de su delicioso sabor.

También son un plato fundamental para una dieta equilibrada en invierno, fácil de preparar y llevarte a cualquier lugar si no tienes mucho tiempo para comer, sin renunciar a una receta rica y beneficiosa.

Hoy te proponemos una ensalada de quesos que combina todas las propiedades de las verduras con el intenso sabor de tres variedades de queso distintas. Si eres un amante del queso, ¡esta es tu ensalada!

Preparación


  1. Lo primero que haremos es lavar bien los canónigos, los tomates cherry y la cebolleta para asegurarnos de que eliminamos cualquier resto de suciedad. Es importante escurrir bien los canónigos para evitar que queden restos de agua en la ensalada.

  2. Después cortamos los tomates cherry a la mitad o en cuatro partes. Picamos también la cebolleta en trocitos muy pequeños para que se mezclen bien con los demás ingredientes de la ensalada.

  3. A continuación, cortamos el queso fresco en daditos y hacemos lo mismo con el queso de cabra. Evita cortar trozos de queso demasiado grandes para que todos los ingredientes de la ensalada se integren unos con otros.

  4. Sobre una fuente vamos colocando todos los ingredientes. Empezamos por los canónigos, los tomates y la cebolleta. Después ponemos encima los trocitos de queso que ya habíamos cortado y rayamos un poco de queso parmesano por encima.

  5. Para terminar solo tenemos que añadir las nueces. ¡Y listo! Aliña al gusto antes de servir y disfruta del sabor de los mejores quesos en una ensalada. ¡Mmm!

Trucos, consejos y notas


  • Puedes combinar esta receta con distintos tipos de queso. Si eres intolerante a la lactosa o tienes digestiones difíciles puedes preparar esta misma receta con distintas variedades de quesos sin lactosa.

  • Si te gustan los sabores amargos, puedes añadir un poco de rúcula, una verdura que aporta muchas vitaminas.

  • Si quieres evitar el tradicional aliño de sal, aceite y vinagre de toda la vida, prueba a preparar una salsa vinagreta para acompañar la ensalada de quesos.