Recetas

Ensalada verde con salsa de nata sin lactosa


Para compartir


10 minutos


Dificultad Baja


Precio Medio

Las ensaladas son una opción saludable para sustituir entrantes o platos más copiosos y grasos y perfectas para una cena ligera. Hay miles de recetas de ensaladas posibles porque no hay nada más versátil que una base de verduras y hortalizas en crudo para empezar una receta a la que puedes añadirle toda clase de ingredientes y nutrientes. De lechuga, con canónigos, rúcula, espinacas; con fruta, con frutos secos, con pescado o incluso queso, carne, legumbres… ¡Lo admite todo!

En esta receta de Ensalada verde con salsa de Nata para cocinar sin lactosa Central Lechera Asturiana está buenísima y es perfecta para personas con intolerancia a la lactosa o con problemas intestinales que prefieren asegurarse una digestión tranquila. Ideal como guarnición o como plato único para cenar, sigue los pasos y consigue un plato perfecto en sólo 10 minutos.

Preparación


  1. Ya te lo hemos adelantado; esta receta estará lista en 10 minutos y es perfecta para cualquier ocasión, así que vamos a ello, empezando por la salsa: Pondremos en un cuenco el azúcar, la sal y la pimienta y removeremos las especias.

  2. A continuación, lavaremos y picaremos las hojas frescas de hierbabuena y se las añadiremos al cuenco, removiendo ligeramente para mezclar los ingredientes.

  3. Añadimos la Nata para Cocinar sin lactosa Central Lechera Asturiana en frío y removemos con unas varillas para que la salsa espese un poco y logremos la textura deseada. Reservamos mientras montamos la ensalada.

  4. Lavamos las lechugas o los canónigos y después de escurrirlos bien y trocearlos los volcamos en una ensaladera. Pelamos los kiwis, los cortamos en láminas finas y los añadimos sobre la verdura. Incorporamos la zanahoria bien rallada, el maíz dulce y los piñones y removemos bien.

  5. Ya sólo queda añadir la salsa y servir. Podemos distribuirla sobre la ensalada en un hilo fino para distribuirla bien o llevarla aparte a la mesa en una salsera. Verás cómo triunfa tu receta de Ensalada verde con salsa de nata sin lactosa.

Trucos, consejos y notas


  • La lechuga morada es súper sabrosa y, como el resto de las lechugas, se cultiva todo el año aunque es más fácil de encontrar en verano. En el mercado sin embargo puedes encontrar toda clase de verduras buenísimas como base para una ensalada todo el año. Consumir productos de temporada y frescos es lo recomendable para llevar una dieta saludable.

  • La hierbabuena da un sabor espectacular a esta Ensalada Verde con salsa de nata sin lactosa, pero si lo prefieres, puedes sustituirla por albahaca. El sabor es totalmente distinto, pero también combina a la perfección con el resto de ingredientes.