Recetas

Frixuelos asturianos


Para compartir


80 minutos


Dificultad Baja


Precio Bajo

¿Se te hace la boca agua pensando en unos frixuelos asturianos? ¡Normal! Están riquísimos, son fáciles de preparar y puedes acompañarlos con lo que más te apetezca: azúcar, miel, nata montada, frutas, chocolate… Son un postre asturiano típico de la época de Carnaval, y es tradición prepararlos y comerlos bien calentitos en compañía de la familia.

Los frixuelos son la receta asturiana de postre similar que también es tradicional en otras áreas de España, como en Galicia, donde se llaman filloas o en León, conocidos como Frijuelos o Fajuelos. En todos estos lugares se consumen también en Carnaval. Nuestra receta sin embargo incorpora las peculiaridades de la receta asturiana, para que disfrutes del sabor de la tierrina.

Ya verás que la única dificultad que tienen es pillarle la temperatura a la sartén para hacer los frixuelos en su punto. Ya sabes remángate y… ¡A por ellos!

 

Preparación


  1. Para preparar esta receta necesitaremos un bol grande o un recipiente para la batidora amplio para poder remover sin problemas la mezcla de la masa sin rebosar.

  2. Vertemos la leche entera Central Lechera Asturiana a temperatura ambiente e incorporamos los 4 huevos, las cucharadas de azúcar y batimos hasta integrar bien los dos ingredientes.

  3. Iremos añadiendo la harina tamizada, el azúcar y la sal. Lavamos bien la naranja y la rallamos sobre la mezcla la naranja y volvemos a batir, en este caso podemos hacerlo con unas varillas y si quedan grumos, acabaremos con la batidora.

  4. Cuando la masa esté homogénea y no queden grumos, tapamos el bol con un trapo limpio y lo dejamos reposar una hora, así lograremos que la harina abra y la masa obtenga una textura de crema ligera.

  5. Ponemos al fuego una sartén con unas gotas de aceite de oliva. Es importante que sea una sartén antiadherente para que no se nos pegue y los frixuelos salgan perfectos. Mientras, removemos la masa para integrar de nuevo la harina que se haya podido ir al fondo.

  6. Cuando la sartén esté caliente, vertemos medio cucharón de masa sobre la sartén para apenas cubrirla. Es probable que tengas que moverla para cubrir todo el fondo.

  7. Cuando los bordes empiecen a despegarse y la masa hace burbujas, es el momento de darle la vuelta. Podeos hacerlo con los dedos o ayudarnos con una espátula. Una vez que se haga por el otro lado, colocaremos el frixuelo sobre un plato y espolvorereamos con azúcar por encima.

  8. Ya sólo tenemos que repetir el proceso tantas veces como haga falta para terminar con la masa e ir apilando los frixuelos en un plato. Podemos  decorar nuestra torre de frixuelos a nuestro gusto, con azúcar, nata montada, miel, frutos rojos… ¡Y a disfrutar!

Trucos, consejos y notas


  • La receta tradicional incorpora el azúcar para darle el toque final a los frixuelos, pero puedes evitarlo si prefieres rellenarlos con otro dulce.  Lo único que debes tener en cuenta es que están mucho mejor calientes, así que… ¡No tardes en sentarte a la mesa!