Recetas

Receta de gazpacho tradicional


6 personas


15 minutos


Dificultad Baja


Precio Bajo

Si hay algo que apetece cuando las temperaturas suben es comer alimentos fresquitos y que nos hidraten. ¡Y si hay una gastronomía que sabe de esto, es la andaluza! Vamos a enseñarte cómo se hace el gazpacho andaluz tradicional, que es uno de los buques insignia de la cocina del sur. ¡Indispensable para pasar la temporada de calor y muy sabroso!
Muchas veces, cuando se busca una receta de gazpacho andaluz no se encuentra la receta del gazpacho tradicional auténtico, sino interpretaciones con otros ingredientes o distintos modos de preparación y acabamos sin saber cómo preparar un auténtico gazpacho. Por eso en Central Lechera Asturiana hemos apostado por la receta tradicional, la de verdad, la de toda la vida.

Preparación


  1. Empezaremos por lavar bien todos los ingredientes del gazpacho para después quitarles la piel. Es importante sobre todo quitarle la piel y las pepitas al tomate, ya que sino la textura del gazpacho podría no resultar como nos gustaría. Los cortamos, les sacamos la pulpa con las semillas dejando sólo la carne del tomate y los ponemos en el vaso de la batidora junto con el resto de los ingredientes del gazpacho: el pepino, el pimiento verde y los ajos pelados. Trituramos todo muy bien, haciendo que todos los ingredientes se incorporen hasta lograr la textura deseada, que no debe ser ni muy líquida ni espesa como un puré. Añadimos un chorrito de vinagre de Jerez a la mezcla para darle un toque especial.

  2. Y ahora llega el momento clave: elegir entre incorporar el pan dentro de la propia preparación, o si preferimos preparar unos ricos picatostes para acompañar nuestro gazpacho tradicional andaluz. Si elegimos lo primero, tenemos que añadir al vaso de la batidora junto con el resto de ingredientes del gazpacho una cantidad de miga de pan y volver a batir todo hasta que se mezcle bien. Para preparar los picatostes, lo primero que debemos hacer es cortar la miga de pan en daditos pequeños. Cubrimos una sartén con aceite de oliva y la ponemos a calentar. A continuación, picamos un poco de ajo y perejil fresco y lo añadimos al aceite cuando esté caliente, pero no demasiado, con cuidado de que no se nos tueste mucho ni se nos queme. Cuando el ajo empiece a estar dorado añadimos los cubitos de miga de pan y los freímos hasta que se tuesten. Los sacamos del aceite y los ponemos a escurrir en un plato con un trozo de papel de cocina ¡y ya tenemos unos ricos picatostes para acompañar nuestro gazpacho tradicional!

  3. Ya no queda casi nada para terminar de preparar nuestro auténtico gazpacho andaluz: nos queda pasar la mezcla por un colador, añadir sal al gusto y meterla en la nevera un par de horas para que se enfríe y todos los sabores y aromas se mezclen dando lugar al delicioso y fresquísimo plato que queríamos en nuestra mesa. Añadir un chorrito de un buen aceite de oliva virgen extra es fundamental: le da el toque de sabor definitivo y mejora la textura.  ¿Ya se te ha hecho la boca agua? ¡prepara tu gazpacho andaluz tradicional y disfrútalo!

Trucos, consejos y notas


  • Para pelar tanto los tomates como el pimiento, podemos utilizar un pelador o podemos hacerles unos cortes superficiales a la piel, como en gajos, y escaldarlos durante medio minuto en agua hirviendo. Esto hará que la piel se desprenda con mucha más facilidad, aunque ¡ten cuidado! No los dejes demasiado, ya que podrían cocinarse.

  • Nunca pongas el aceite de oliva al triturar los ingredientes del gazpacho, ya que provocarás una emulsión (como en el salmorejo). En el caso de la receta tradicional del gazpacho lo que buscamos es un aliño.

  • Utiliza siempre tomates maduros, ya que le darán más sabor y color a nuestro gazpacho andaluz.

  • ¡Anímate a añadir toques de fruta a la receta tradicional! Sandía, fresa o cereza son algunas de las combinaciones que más gustan.

  • Deja macerar las verduras para que tengan aún más sabor: corta todos los ingredientes del gazpacho en trozos medianos y ponlos en un recipiente con un chorrito de vinagre, otro de aceite de oliva, sal y un poco de agua unas 12 horas. ¡Ya verás qué intenso será el sabor!

  • ¿Te animas a una fusión gastronómica? Acompaña tu gazpacho andaluz con unas gildas vascas, que combinan estupendamente.

Central lechera Asturiana
Central lechera