Recetas

Helado de leche merengada

Paso a paso

1

Lo primero que debemos hacer es hidratar las hojas de gelatina en agua fría. Mientras se hidratan, mezclamos la leche entera y la nata para repostería de Central Lechera Asturiana. Después le añadimos la rama de canela, la corteza de limón y el azúcar y lo dejamos infusionar durante 10 minutos.

2

Pasado este tiempo, añadimos las hojas de gelatina escurridas y calentamos la mezcla hasta que hierva. Al retirarla del fuego la colamos para que eliminar la rama de canela y la corteza de limón y la dejamos enfriar.

3

El siguiente paso es montar las claras a punto de nieve y añadirles el azúcar glass. Cuando las tengamos montadas, las incorporamos poco a poco a la mezcla de nata y leche. Después solo tenemos que verter la mezcla en un molde y congelar.

Modo de preparación

La leche merengada es uno de los postres veraniegos más tradicionales para hacer frente al calor, de hecho, ya era muy popular en los cafés de Madrid a finales del siglo XVIII. El nombre de leche merengada se debe a que entre sus ingredientes se encuentra la clara de huevo, base fundamental de cualquier merengue. Nosotros la hemos transformado en un helado que hará las delicias de niños y mayores. Una alternativa distinta a los helados de siempre que es perfecta para los más golosos. Fácil y delicioso. ¿Te atreves a probarlo?

Central lechera Asturiana
Central lechera