Recetas

Helado de leche merengada

Paso a paso

1

Hidratar las hojas de gelatina.

2

Mezclar la leche con la nata y añadir la canela, la corteza de limón y el azúcar. Infusionar durante 10 minutos.

3

Calentar la mezcla con las hojas de gelatina.

4

Colar y dejar enfriar.

5

Montar las claras a punto de nieve con el azúcar glass.

6

Mezclar todo, poner en un molde y congelar.

Modo de preparación

La leche merengada es uno de los postres veraniegos más tradicionales para hacer frente al calor. Nosotros la hemos transformado en un helado que hará las delicias de niños y mayores. Una alternativa distinta a los helados de siempre que es perfecta para los más golosos. ¿Te atreves a probarlo?

Lo primero que debemos hacer es hidratar las hojas de gelatina en agua fría. Mientras se hidratan, mezclamos la leche entera y la nata para repostería de Central Lechera Asturiana. Después le añadimos la rama de canela, la corteza de limón y el azúcar y lo dejamos infusionar durante 10 minutos. Pasado este tiempo, añadimos las hojas de gelatina escurridas, calentamos la mezcla hasta que hierva y la dejamos enfriar una vez colada.

El siguiente paso es montar las claras a punto de nieve y añadirles el azúcar glass. Cuando las tengamos montadas, las incorporamos poco a poco a la mezcla de nata y leche. Después solo tenemos que verter la mezcla en un molde y congelar. Puedes utilizar moldes individuales para comerlos como los polos de toda la vida o uno grande para después hacer bolas de helado. Elijas la opción que elijas, estarás encantado de refrescarte con un sabor de siempre preparado de forma diferente.

Central lechera Asturiana
Central lechera