Recetas

Receta lasaña de calabaza con parmesano


4 personas


50 minutos


Dificultad Media


Precio Bajo

La lasaña es uno de los platos más conocidos de la famosa gastromomía italiana. Aunque no lo parezca, es un plato muy sencillo de hacer y en el que puedes experimentar con diferentes rellenos para crear platos espectaculares como esta lasaña de calabaza y puerro que dejará a toda tu mesa con la boca abierta. La calabaza es un vegetal muy versátil y que podemos utilizar en cientos de platos que nos quedarán deliciosos gracias al intenso sabor aromático que tiene y su textura. Anímate a preparar esta lasaña de calabaza, ¡te enamorará!

Preparación


  1. Para preparar nuestra lasaña de calabaza lo primero que haremos será poner a cocer la pasta para la lasaña en abundante agua si es que hemos elegido la pasta seca. Si hemos elegido las placas de lasaña fresca, nos llegará con hidratarla en el horno con la humedad del relleno.

  2. Cortamos las raíces y las hojas del puerro, le sacamos la capa superficial y, bien lavados, los picamos en láminas. Pelamos también la calabaza y la cortamos en trozos pequeños después de desechar las pepitas. En una olla ponemos un chorro de aceite de oliva y sofreímos la calabaza y el puerro durante unos 10 minutos y luego ponemos agua hasta cubrir justo los ingredientes para dejar que hiervan durante 15 minutos. A continuación, con una batidora trituramos parte del relleno para que se combine una crema con trocitos de puerro y calabaza, con lo que conseguiremos una textura espectacular. Añadimos sal y pimienta y reservamos.

  3. Para hacer la bechamel, fundimos la mantequilla en un cazo y cuando esté caliente añadimos la harina. Con ayuda de unas varillas removemos a fuego lento para que la harina se mezcle bien con la mantequilla y se cocine un poco, con cuidado de que no se tueste demasiado. Añadimos poco a poco la leche Suprema templada sin dejar de remover, hasta que espese y consigamos la consistencia adecuada. Entonces retiramos nuestra bechamel del fuego, añadimos sal, pimienta y nuez moscada y reservamos.

  4. En una fuente de horno previamente engrasada con aceite de oliva o mantequilla colocamos un poco de bechamel en el fondo para que no se nos pegue la lasaña y vamos colocando en capas nuestros ingredientes por este orden: una capa de pasta, el relleno, la bechamel y el queso parmesano rallado, y así sucesivamente.

  5. Por último, añadimos por encima un poco de bechamel junto con el queso para gratinar. Metemos al horno a 200ºC durante unos 20 minutos y luego gratinamos durante otros 5 minutos más para que quede bien doradita. Sacamos nuestra lasaña de calabaza del horno con cuidado para no quemarnos ¡y a por los cubiertos!

Trucos, consejos y notas


  • ¡Ojo! No dejes de remover nunca la bechamel para evitar que se formen grumos. Si esto pasa, puedes remediarlo pasando una batidora para deshacerlos.

  • Cuece las placas de pasta en abundante agua para evitar que se peguen y recuerda separarlas cuando estén listas. Colócalas sobre un paño de cocina limpio para que escurran y reservarlas sin que se apelmacen.

  • Retira las placas de la lasaña cuando estén al dente, no dejes que se pasen o se romperán más facilmente.

Central lechera Asturiana
Central lechera