Recetas

Receta de merluza al papillote


Para compartir


40 minutos


Dificultad Baja


Precio Medio

El método de cocción al papillote, procede del francés En papillote, que significa envuelto en papel al igual que en italiano Al cartoccio. Es uno de los métodos más fáciles para cocinar carnes blandas o verduras además de que es perfecto para aquellos que están empezando en la cocina. Para cocinar al papillote sólo necesitarás: papel sulfurizado (también llamado papel de horno) o papel de aluminio, un poco de aceite o algún tipo de grasa y los ingredientes que vayamos a cocinar.

En muchos lugares de Asia, como Indonesia, este método se usa con hojas de árboles grandes, como las del banano, siendo esta el método original de donde proviene el papillote. Porque, aunque esta técnica de cocción parezca muy moderna, es uno de los métodos más antiguos que se conocen para cocinar ¡con más de 4000 años de antigüedad!

Preparación


  1. Comenzamos cortando las verduras. Pelamos la cebolla y la zanahoria, cortamos la primera en juliana y la segunda en trozos pequeños, de unos 5cm. Limpiamos bien el pimiento y lo cortamos en tiras de 5cm de largo más o menos ¡Recuerda cortarlo siempre con la piel hacia abajo para no desafilar los cuchillos! Reservamos en un bol grande.

  2. Lavamos bien los tomates, les quitamos el pedúnculo y los cortamos, primero en cuartos y luego en octavos. Pelamos los ajos y los cortamos en láminas. Incorporamos el ajo y los tomates al bol donde tenemos las verduras. Echamos un buen chorro de AOVE, salpimentamos al gusto y removemos bien.

  3. Cortamos un trozo de papel sulfurado, lo suficientemente grande para que nos quepan las verduras y el lomo, unos 20cm deberían ser suficientes. Ponemos la mezcla de verduras en el centro del papel, haciendo un pequeño montón. Encima colocamos la merluza, con la piel hacia abajo y la salpimentamos al gusto.

  4. Vertemos un chorrito de vino blanco por encima y ¡ya sólo nos queda cerrar nuestro papillote! Lo cerraremos con cuidado, doblándolo desde las esquinas hacia el centro, haciendo un paquetito. Es importante que el paquete quede bien cerrado, pues en esta técnica los alimentos se cocinan con su propio vapor. Lo metemos al horno, previamente precalentado a 180ºC, durante 20 minutos.

  5. Cuando hayan pasado los 20 minutos retiramos el paquete que hemos hecho y lo servimos directamente en un plato. Abrimos con mucho cuidado para que no nos quemen los vapores y ya lo podemos degustar directamente sin necesidad de quitar el papel de horno o servir en un plato. Cada paquete que hagamos será una ración para una persona. ¡A disfrutar!

Trucos, consejos y notas


  • Los tomates al horno tienen muchísimo umami, o quinto sabor, así que si además añadimos un chorrito de salsa de soja a nuestra mezcla de verduras ¡lo potenciaremos aún más!

  • Puedes sustituir la merluza por cualquier pescado blanco o por un pescado azul, como el salmón.