Recetas

Receta de pasta con salsa pesto casera


Para compartir


15 minutos


Dificultad Baja


Precio Bajo

¿A quién no le gusta el olor a albahaca fresca? Esta hierba aromática ¡y tan aromática! es el ingrediente central de la salsa pesto, una de las imprescindibles para los amantes de la gastronomía italiana y de la pasta pero que puedes añadir como contraste a muchos platos de carne y pescado, como el pollo, a una ensalada o un arroz en blanco. La salsa pesto es sencillísima de preparar y la puedes guardar en el congelador en pequeñas porciones para echar mano de ella cuando te apetezca. Y además de todo ello es una combinación ideal en invierno. ¿Por qué? Porque a la albahaca se le atribuyen propiedades antioxidantes y ayuda a aliviar los síntomas del catarro.

El pesto es una salsa originaria de la región italiana de Liguria, cuya capital es Génova, pero su uso se ha generalizado en toda Italia, donde la albahaca es un ingrediente muy apreciado y se utiliza en toda clase de recetas. Los puristas incluso defienden que la clásica sopa minestrone debe llevar una cucharada de salsa pesto para ser auténtica. Sigue los pasos para hacer una salsa pesto fácil y rápida y… ¡Disfruta de la pasta!

Preparación


  1. El ingrediente principal de nuestro plato es la pasta, así que lo primero es ponerla a cocer. Utiliza una olla alta y pon a hervir el agua antes de añadir la sal. Cuando el agua empiece a borbotear, vierte la pasta y la sal a la vez.

  2. La salsa te llevará tanto tiempo como el que necesita el agua para hervir y la pasta para cocerse. Antes de nada, puedes tostar ligeramente los piñones en una sartén sin aceite.

  3. Coloca los piñones asados en un mortero, las hojas de albahaca bien cortadas, una pizca de sal gruesa y ¼ de diente de ajo. Machácalo todo bien hasta que esté todo integrado en una pasta.

  4. Añade el aceite de oliva poco a poco en un hilo fino y remueve a la vez. Vuelve a machacar la mezcla. Agrégale ahora el queso rallado y vuelve a machacar.

  5. Escurre y enfría ligeramente los espaguetis antes de servirlos en una fuente. Riégalos con la salsa, espolvorea sobre ella un poco de queso parmesano y decora con una hojita de albahaca.

Trucos, consejos y notas


  • La receta tradicional de pesto se elabora con un mortero en el que se van triturando poco a poco todos los ingredientes, pero el resultado también es bueno si lo haces con una batidora o trituradora.