Recetas

Pastel de bimi


4 personas


50 minutos


Dificultad Baja


Precio Bajo

El bimi es una verdura que se ha granjeado una muy buena fama por su contenido en calcio y vitamina C. Originario de Japón, es un híbrido entre el brécol y la col china y, además de sus propiedades nutricionales, es ideal para cocinar porque se aprovecha todo. A diferencia de su primo, el brócoli, sus tallos son perfectamente tiernos, desde la punta al ramillete.

Esta es una receta perfecta para una cena ligera o como entrante de una comida e incluso como primer plato para una celebración, tanto en nuestra casa como para para llevar a celebraciones de amigos o familiares . Sigue nuestros pasos y disfruta del resultado. ¡Te sorprenderá!

Preparación


  1. Ponemos una sartén a fuego medio con la mantequilla mientras cortamos las ramas de bimi  a la mitad o en 3, dependiendo del diámetro que tenga nuestra sartén.

  2. Vertemos el bimi en la sartén de forma que quede holgado y lo podamos saltear uniformemente. Salpimentamos y rehogamos un par de minutos. Luego lo retiramos y reservamos.

  3. Picamos la cebolla y el ajo en brunoise y los sofreímos en la misma sartén con un chorrito de aceite. Mientras, podemos ir engrasando un molde de horno alargado, tipo cake, con mantequilla. Cubrimos el fondo con el bimi salteado.

  4. Reservamos la cebolla y el ajo salteados y batimos los huevos en un bol amplio.  Les añadimos sal y nuez moscada y enseguida le agregamos la nata para volver a batirlo todo junto.

  5. Unimos ahora el ajo y la cebolla a los huevos, los mezclamos bien y cubrimos el bimi con ellos. ¡Ya sólo nos queda hornear!

  6. Tapamos el molde de horno con papel de aluminio y lo colocamos dentro de una fuente de horno profunda con agua para cocinarlo al baño maría.

  7. Introducimos la fuente en el horno a 180 grados durante unos 40 minutos. En este tiempo debemos prestar atención a que el agua de la fuente no se consuma.

  8. Una vez pasados los 40 minutos, podemos comprobar que el pastel está cuajado pinchándolo con un palo de brocheta. Si sale limpio, es hora de sacarlo del horno. Lo dejaremos reposar durante unos 10 minutos para evitar que se rompa a la hora de desmoldar. ¡Todo el mundo a la mesa! ¿A qué está bueno?

Trucos, consejos y notas


  • El pastel de bimi es una delicia solo pero si quieres alegrarlo un poco, a la hora de servir, pinta la fuente con mayonesa, alioli, salsa de tomate o incluso tártara. ¡Te va a encantar!

  • Si quieres darle un sabor extra a tu pastel, puedes cubrir el bimi con un par de lonchas de queso, antes de verter los huevos sobre él. Una vez hecho el pastel, el queso estará derretido y le dará un sabor excepcional.