Recetas

Pechugas de pollo Villeroy


4 personas


15 minutos


Dificultad Baja


Precio Bajo

Si quieres preparar un plato con pechugas de pollo diferente, estás en el lugar ideal. La receta de Pechugas de pollo Villeroy es de esas preparaciones que siempre triunfan. En sólo unos minutos, tendrás un plato completo, ideal para una comida en familia o con un grupo de amigos.  Un filete de pechuga jugoso con jamón y champiñones y una deliciosa bechamel, ¡Y todo en un mismo bocado!

Las pechugas de Pollo Villeroy son un plato casi clásico en nuestra gastronomía, de tanto que se ha extendido, pero en realidad y como se puede deducir de su nombre, es de origen francés. De hecho, originariamente, se concibió como un plato que tenía como ingredientes principales las ostras o el foie. La preparación Villeroy se asocia con la práctica de napar o cubrir un ingrediente con una salsa bechamel con champiñones (en origen, tampoco era exactamente esta) y rebozarlo a continuación para freír al final. ¡Simplemente irresistible! ¿Te atreves?

 

Preparación


  1. Empezaremos nuestro plato salpimentando las pechugas para marcarlas en una plancha o sartén con una gota de aceite y a fuego vivo. Con menos de un minuto por cada lado será suficiente. Reservamos los filetes.

  2. Ponemos un cazo a fuego bajo y le agregamos la mantequilla para que se vaya derritiendo poco a poco, sin que llegue a hervir.

  3. Mientras, picamos la cebolleta en brunoise y el jamón y los champiñones en tacos pequeños. Agregamos todo al cazo y rehogamos durante unos 3 minutos, removiendo bien y sin dejar que el jamón se endurezca.

  4. Agregamos la harina al cazo y dejamos que se cueza durante 5 minutos más junto con el resto de los ingredientes.

  5. Agregamos la leche poco a poco al cazo mientras removemos el contenido con unas varillas para integrarlo todo bien hasta conseguir una bechamel espesa.

  6. Cubrimos con esta bechamel las dos caras de los filetes de pollo y los dejamos reposar ligeramente en una fuente mientras batimos el huevo.

  7. A continuación, rebozamos las pechugas cubiertas de bechamel en pan rallado primero para luego pasarlas por huevo batido y pan rallado de nuevo.

  8. ¡Ya sólo nos queda freír! Utiliza una sartén alta, con abundante aceite y deja que se caliente bien, pero sin llegar a humear. Fríe las pechugas por ambos lados hasta que se doren. ¡Ten en cuenta que la carne ya está hecha!, sólo es necesario que todas las pechugas estén calientes a la hora de servir.

  9. Cuando saques las pechugas del fuego colócalas unos segundos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite y emplata. Puedes acompañar tus Pechugas de pollo Villeroy con unas hojas de rúcula y unas gotitas de mostaza. ¡Le queda genial!

Trucos, consejos y notas


  • Si quieres conseguir unas pechugas más jugosas, empieza por rociarlas con un poco de pimienta, pero espera a que se marquen para echar la sal. Sólo tendrás que hacerlo justo al darle la vuelta y al retirarlas del fuego, así perderán menos agua.

  • Las Pechugas de pollo Villeroy son una receta muy completa que no necesita de mucha guarnición, pero si quieres, puedes acompañarlas con hortalizas, como una ensalada de tomate o pimientos asados.

  • La receta original de Pechugas de pollo Villeroy incorpora a la bechamel un poco de queso, así que si eres amante del queso, puedes añadir en trocitos pequeños alguno de los Quesos en lonchas Central Lechera Asturiana, como el Queso Cremoso o el Ahumado. ¡Te chuparás los dedos!