Recetas

Fresas con gelatina de champagne y nata

Paso a paso

1

Disuelve la gelatina en agua.

2

Calienta en un cazo el zumo, el azúcar y un poco de champagne (lo mínimo para disolver el azúcar).

3

Cuando empiece a hervir, añade la gelatina escurrida y remueve hasta que se disuelva totalmente.

4

Echa el resto de champagne despacio y ve mezclando.

5

Sirve sobre las copas y añade 1 fresa en cada una.

6

Refrigera las copas durante 4 horas.

7

Monta la nata y cubre con ella la parte superior de las copas.

Modo de preparación

Si quieres impresionar a tu pareja con un postre romántico y diferente, prueba a poner el broche de oro a una cena íntima con dos copas de gelatina de champagne con fresas y nata ¡siempre es un buen momento para celebrar el amor!

Lo primero que vamos a hacer es disolver totalmente la gelatina en agua. En un cazo calentamos el zumo de medio limón, con el azúcar y el champagne justo que haga falta para disolver el azúcar (podemos utilizar nuestro edulcorante preferido en vez de azúcar si queremos). En cuanto empiece a hervir añadimos la gelatina escurrida, y removemos suavemente hasta que se disuelva por completo.

Vamos a añadir el resto del champagne despacio, mezclando poco a poco. Servimos sobre las copas y añadimos una fresa en cada copa, entera o en algunas porciones, como prefiramos.

Metemos las copas en la nevera durante 4 horas. Poco antes de servir, montamos la nata y cubrimos generosamente la parte superior de las copas.

Ya tienes un postre refrescante, nada pesado y muy sugerente. ¡Perfecto para despertar pasiones!

 

Central lechera Asturiana
Central lechera