Recetas

Roscón de Reyes


Para compartir


90 minutos


Dificultad Media


Precio Bajo

El Roscón de Reyes es una tradición muy arraigada y el postre que no puede faltar en la última reunión de la Navidad. Hay varias teorías sobre su origen. Hay quien lo vincula a las fiestas saturnales que hacían los romanos, quien opina que es una representación comestible de la corona de adviento y hasta quien atribuye su popularidad al rey francés Luis XV.

La mantequilla elaborada con el método tradicional de Asturiana es uno de los ingredientes destacados del Roscón de Reyes que te proponemos a continuación. Aquí te damos todos los detalles y los ingredientes que necesitas para que triunfes la tarde del Día de Reyes.

Preparación


  1. Masa madre: Templamos 70 g de leche entera Central Lechera Asturiana y deshacemos los 10 g de levadura y la cucharadita de azúcar. Cuando esté disuelto, añadimos 130 gramos de harina. Hacemos una bola y la ponemos en un bol con agua templada hasta que flote.

  2. Masa principal: Mezclamos el azúcar glas con las cáscaras de limón y naranja y removemos bien. Dejamos un rato para que se aromatice el azúcar y retiramos las pieles. Mezclamos el resto de la leche con el resto de la levadura hasta que se disuelva. Tamizamos lo que queda de harina en un bol y hacemos un volcán en el centro. Echamos dos de los huevos ligeramente batidos, el azúcar glas, la leche con levadura, la bola de masa madre y el pellizco de sal y mezclamos muy bien hasta que la masa sea elástica. Hacemos una bola y dejamos que repose hasta que doble su volumen tapada con un paño limpio durante varias horas y cuando haya crecido, vamos dándole forma de roscón, metiendo los dedos por el centro de la masa y abriendo el agujero.

  3. Horneado: Ponemos nuestro roscón de reyes sobre una bandeja de horno a la que habremos puesto papel de horno. Dejamos que vuelva a doblar su volumen un par de horas más. Batimos el huevo que nos queda y pintamos la superficie con mucho cuidado de no pincharla. Decoramos con la naranja, las almendras, la fruta escarchada y el azúcar perlado, como más nos guste. Metemos al horno precalentado a 200º 20 minutos y bajamos la temperatura a 180º los últimos 10. Si el horno tiene ventilador, bajamos 10º. Dejamos reposar sobre una rejilla para que enfríe.

  4. Relleno: La Nata para montar 38% Central Lechera Asturiana tiene que estar muy muy fría. El bol donde se va a montar también debe estar frío. Ponemos la nata con la mitad del azúcar y batimos. Cuando haya montado, añadimos el resto del azúcar hasta que monte del todo. Cuidado con no batir de más porque se hará mantequilla. Metemos la nata montada en una manga pastelera con la boquilla que más nos guste para rellenar. Cortamos el roscón por la mitad y rellenamos con la nata montada.

Trucos, consejos y notas


  • Si se encoge la masa después de darle la forma del roscón, deja que repose otros 15 minutos.

Central lechera Asturiana
Central lechera