Recetas

Sopa de almejas


4 personas


30 minutos


Dificultad Media


Precio Medio/Alto

Esta sopa de almejas es un plato perfecto para una celebración. Es una receta diferente, deliciosa y sencilla que funciona muy bien como entrante o primer plato. ¡A tus comensales les encantará! No hay nada como la comida casera, así que saca el auténtico chef que hay en ti preparando este plato tradicional. ¡A la cocina!

Preparación


  1. Empezamos poniendo el caldo de pescado en un cazo al fuego lento para calentarlo. Cuando hierva, añadimos las almejas y las dejamos cocer hasta que se abran. Después las sacamos del caldo y las reservamos por separado en otro recipiente.

  2. En una tartera ponemos dos cucharadas de Mantequilla sin sal Central Lechera Asturiana y dejamos que se derrita. Mientras tanto, picamos la cebolla muy fina y  la ponemos a pochar con la mantequilla. Cuando la cebolla esté tierna, incorporamos la harina poco a poco y cocinamos durante dos minutos sin dejar de remover.

  3. Cuando la harina y la cebolla estén bien integradas y cocinadas, añadimos el caldo que preparamos al abrir las almejas. Pelamos las patatas, las cortamos en trozos pequeños y las incorporamos a la tartera junto con la leche Suprema, una cucharada de tomillo y sal y pimenta al gusto.

  4. Cocinamos todos los ingredientes a fuego medio durante 15 minutos y, justo antes de servir, incorporamos las almejas abiertas. Así de fácil es preparar una receta muy vistosa y, a la vez, sencilla.

Trucos, consejos y notas


  • Pon las almejas en un bol con agua y sal durante media hora antes de prepararlas para que suelten la arena. Después lávalas y escúrrelas bien antes de cocinarlas.

  • Para hacer el caldo o fumet puedes utilizar las espinas y otros trozos sobrantes de pescado (rape, merluza, pescados de roca…). Así ahorras y consigues un caldo de pescado casero riquísimo. Además, puedes guardarlo en el congelador para tenerlo a mano siempre que lo necesites.

  • Para evitar que la harina forme grumos al mezclarla con la cebolla, añádela poco a poco y utiliza unas varillas de cocina para integrar bien los ingredientes.

  • Para la presentación, puedes utilizar platos o cuencos individuales y adornar con una ramita de tomillo fresco.