Recetas

Sopa de verduras con especias


4-6 personas


13 minutos


Dificultad Baja


Precio Bajo

Las sopas son platos súper reconfortantes para los días de frío y un fantástico entrante. Son ligeras, deliciosas y podemos hacer combinaciones infinitas para no tener que repetir receta. Esta sopa de verduras con especias es perfecta como primer plato o incluso como plato único de una cena ligera. Es muy fácil de preparar y una fórmula ideal para incrementar la ingesta de agua e incorporar más vegetales a tu dieta. Y es que en una comida saludable se recomienda que la mitad de lo que comas sean verduras, frutas u hortalizas.

Las especias son una muy buena fórmula de sazonar tus platos y darles un toque distinto cada vez y a la vez, reducir el consumo de sal u otros aderezos menos saludables. En esta receta te proponemos una mezcla de hierbas aromáticas y especias que darán a tu plato un toque oriental delicioso.

Preparación


  1. Lo primero que haremos será lavar bien el puerro. Para ello realizaremos 2 cortes longitudinales para dividir la parte verde en 4 secciones iguales y poder limpiar bien las hojas bajo el chorro de agua fría.

  2. Cuando ya esté bien limpio, cortamos el puerro en láminas finas y el ajo en brunoise mientras ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite, el suficiente para cubrir el fondo.

  3. Vertemos las verduras en la sartén y rehogamos a fuego suave durante unos minutos. Añadimos luego las especias y la sal.

  4. Cortamos los tomates en dados pequeños y los añadimos a la sartén para rehogarlos con las demás verduras un par de minutos.

  5. A continuación, incorporamos el caldo de verduras, el calabacín cortado en bastoncitos de unos 5 centímetros de largo y dejamos que hierva.

  6. Es el momento de que agreguemos la Nata ligera para cocinar Central Lechera Asturiana y dejemos cocinar otros 5 minutos. Ya sólo queda emplatar y darle el último toque al plato con un poco de cilantro fresco. ¡A la mesa!

Trucos, consejos y notas


  • Añade un trocito de centro de jamón o un esqueleto de pollo a tu sopa y deja que se cocine más tiempo, ¡ya verás que buena!

  • Si tienes jengibre fresco, simplemente tienes que rallar la raíz para incorporarlo a tu sopa.