Recetas

Receta tarta de manzana al horno


Para compartir


45 minutos


Dificultad Baja


Precio Bajo

La tarta de manzana o torta de manzana es uno de los símbolos de la gastronomía estadounidense. La American Apple Pie forma parte de la cultura de cocina del país norteamericano, y es uno de los postres más típicos. No puede faltar en la mesa el Día de Acción de Gracias, y cada familia tiene su receta, que varían mucho entre ellas. Si te preguntas cómo hacer tarta de manzana, te enseñamos a preparar un clásico que todos hemos saboreado alguna vez: la tarta de manzana al horno. Una buena tarta de manzana fácil demuestra que no todos los postres tienen que suponer horas y horas de cocina.
En cuanto a las manzanas, tenemos muchas variedades para elegir, y cada una es distinta. Por ejemplo las manzanas Red Delicious y Pink Lady son aromáticas y se usan mucho para añadir a las ensaladas, como la Granny Smith, que es una de las más ácidas y se utiliza para dar un toque más fresco a algunos platos. La manzana Fuji es una de las variedades más dulces, y muchos dicen que sabe a miel, por lo que es perfecta para comer cruda. También para comer cruda una de las más comunes es la manzana Gala o Royal gala, que también es ideal para comer en crudo, aunque es una de las más utilizadas para hacer tartas y otros postres. Pero cuando hablamos de tartas de manzana al horno, la manzana reina es la Golden Delicious, de color amarillo y sabor dulzón, que es una de las más cultivadas en todo el mundo.

Preparación


  1. Para empezar con nuestra receta de tarta de manzana. Ponemos a precalentar el horno a 160ºC y empezamos por poner la harina y el azúcar en un bol y vamos añadiendo la leche poco a poco mientras batimos todo el tiempo. A continuación, incorporamos los cuatro huevos y 50g de mantequilla de repostería Central Lechera Asturiana derretida y seguimos batiendo hasta que nos quede una mezcla homogénea y cremosa. Pelamos una de las manzanas, la cortamos en dados pequeñitos, los incorporamos a nuestra masa y la reservamos.

  2. Por otro lado, pelamos el resto de las manzanas y las cortamos en medias lunas. Para esto, lo más sencillo es cortarlas a la mitad, quitarles el hueso y colocar la parte plana hacia abajo contra la tabla. A continuación, hacemos cortes finitos empezando por el culo de la manzana, no de derecha a izquierda. Así nos quedarán unas láminas en forma de semicírculo mucho más bonitas para la presentación de nuestra tarta casera de manzana. Las ponemos en un bol e incorporamos 50g de mantequilla derretida, un poco de canela, un toque de nuez moscada y el jugo de medio limón pequeño. Removemos para que todas las láminas se impregnen y reservamos.

  3. Cubrimos el molde con papel de horno o lo untamos con mantequilla y lo espolvoreamos con harina para que no se pegue, y echamos en él la masa que teníamos reservada. Vamos colocando sobre la mezcla las medias lunas de manzana de manera ordenada y bonita hasta cubrir todo el molde y horneamos la tarta a horno medio (160ºC) durante aproximadamente 20 minutos. Entonces la sacamos, echamos un poco de azúcar moreno por encima y volvemos a meter al horno otros 15 minutos. Esto hará que se forme un caramelo delicioso.

  4. Desmoldamos con cuidado para que no se nos rompa y ya tenemos lista para presentar a la mesa nuestra tarta de manzana casera. Puedes servirla fría o caliente con leche condensada, con una bola de helado, un poco de chocolate derretido o un montoncito de nata montada Central Lechera Asturiana. ¿A que es fácil? ¡Anímate!

Trucos, consejos y notas


  • Añade unos frutos secos picados a los ingredientes de la tarta de manzana: nueces, pistachos, cacahuetes, almendras, avellanas, piñones… ¡Y alucinarás!

  • En lugar de azúcar moreno puedes utilizar panela, que es un azúcar más puro y natural, ya que no se blanquea ni refina, por lo que conserva su sabor natural acaramelado y sus nutrientes. ¡Pero ojo! Endulza un poco más que el azúcar blanco o el moreno, así que utiliza un poco menos.

  • Si quieres que tu masa quede más blandita y cremosa después de hornearla, añade la mantequilla en frío, sin derretir, cuando prepares la mezcla.

  • ¡Combina las manzanas! Puedes poner una base de manzana Golden y añadir por encima unas láminas de Granny Smith para que le aporten una acidez deliciosa a tu tarta de manzana fácil y rápida.

  • Añade un poquito de cardamomo para darle un toque especial y diferente.

  • Cocina la mitad de tu relleno para crear un choque de sabores y texturas. En una olla, coloca tus manzanas con un poco de agua y deja que se cocinen a fuego lento durante 10 minutos antes de incorporarlo a la masa.

  • Si utilizas un molde redondo para tu tarta de manzana y te resulta complicado colocar bien el papel de horno, un truco es mojar un poco el papel y estrujarlo bien. Escúrrelo y tendrás un papel de horno mucho más suave y manejable que podrás pegar mejor a las paredes de cualquier molde.

Central lechera Asturiana
Central lechera