Sin Lactosa Desnatada Leche

Leche sin Lactosa Desnatada 0%

La leche sin lactosa desnatada 0% tiene todas las propiedades de la leche Central Lechera Asturiana pero sin nada de grasa y eliminando la lactosa. Esta leche está pensada para aquellas personas que no digieren bien la lactosa y además se preocupan por cuidar la cantidad de grasa que ingieren a diario.

Como la gran mayoría de productos Central Lechera Asturiana, la leche sin lactosa 0% no contiene aditivos ni E-s artificiales. Revisa la etiqueta que aparece al frente del envase para comprobar que solo utilizamos leche sin lactosa 0% y nada más. Con la garantía de Central Lechera Asturiana

Podrás encontrar la leche sin lactosa desnatada 0% en formato brik de 1 litro, una elección cómoda y funcional. Busca este formato en tu supermercado de confianza, podrás adquirlo de forma individual o en packs de 6. Todo pensado para adaptarse al consumo de tu hogar.

Ingredientes: leche desnatada 0% MG Sin Lactosa. Y NADA MÁS.

Una ración de 250 ml contiene
Energía 82,5 Kcal
4,13%
Grasas 0,25 g
0,36%
Grasas Saturadas 0,18 g
0,88%
Azúcares 11,75 g
4,52%
Sal 0,25 g
4,17%
Ingesta de referencia de un adulto medio (8400KJ / 2000 Kcal)

Preguntas frecuentes

Consumo
Nutrición
Salud

1. ¿Quién puede consumir la gama de productos Sin Lactosa de Central Lechera Asturiana?

La gama de productos Sin Lactosa Central Lechera Asturiana son aptos para personas de todas las edades.

Recordamos que esta gama de productos NO ES APTA PARA PERSONAS ALÉRGICAS A LA PROTEINA DE LA LECHE DE VACA.

2. ¿Cómo puede aparecer la lactosa en los envases de productos?

De forma OBLIGATORIA los alimentos envasados con lista de ingredientes y ese alérgeno tiene que estar destacado, es decir, por ejemplo, en negrita (color distinto) o cursiva (estilo) o tipo de letra.

1. ¿Qué es la lactosa?

La lactosa es el azúcar natural de la leche y el carbohidrato más importante de la leche que se compone de glucosa y galactosa.

2. ¿Qué es la lactasa?

La lactasa es la enzima que se encarga de facilitar la digestión y absorción de la lactosa. Antes de llegar al intestino, la lactasa divide en dos la lactosa (glucosa y galactosa) para que podamos digerirla mejor.

1. ¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es una afección intestinal que dificulta la correcta absorción de la lactosa pudiendo provocarnos digestiones pesadas. La intolerancia a la lactosa afecta a personas con una deficiencia en lactasa, la enzima encargada de dividir la lactosa en dos azúcares simples (glucosa y galactosa). Cuando la lactosa llega al intestino sin haber sido previamente desdoblada, el organismo no puede absorberla ni asimilarla, y esto puede provocarnos gases, malestar, diarrea y problemas intestinales.

2. ¿Es lo mismo la intolerancia a la lactosa que la alergia a la proteína de la leche de vaca?

No, son dos cosas distintas. La alergia a la proteína de leche de vaca es un desorden que ocurre cuando el sistema inmune del cuerpo confunde esta proteína como un agente nocivo y crea anticuerpos para protegerse. Esta alergia es una de las más comunes en niños. Los síntomas son cólicos, vómitos, diarrea, problemas respiratorios o de piel. El único tratamiento es la eliminación de alimentos con esta proteína y reemplazarlos por otros libres de lactosa. Consulta a tu médico o diestista si crees que tú o tus hijos podríais ser alérgicos a la proteína de leche de vaca.

3. ¿Existen varios tipos de intolerancia?

Existen dos tipos de intolerancia a la lactosa:

Primaria: Es una intolerancia genética que afecta de manera permanente a personas que, desde el nacimiento, presentan una deficiencia en la lactasa.

Secundaria: Otras personas se vuelven intolerantes a la lactosa como consecuencia de una agresión a la mucosa intestinal por virus, bacterias, antibióticos, diarreas infecciosas, enfermedades intestinales crónicas, enfermedad celiaca… Esta intolerancia a la lactosa es transitoria y recuperable.

4. ¿Cómo suelen ser los síntomas más comunes?

Los síntomas más comunes que nos puede provocar una mala digestión de los lácteos son: náuseas, calambres, gases, dolor abdominal, inflamación y diarrea. Se deben a que la lactosa no ingerida en nuestro intestino delgado pasa al intestino grueso, donde es fermentada por las bacterias de la flora intestinal produciendo hidrógeno y otros gases. Suelen aparecer de los 15 minutos a las 2 horas después de consumir alimentos que contengan lactosa, y desaparecen entre 3 y 6 horas más tarde.

5. ¿Se puede tener intolerancia a la lactosa a cualquier edad?

Sí, si bien lo más frecuente es en la edad adulta, cada vez se ven más casos de niños y adolescentes.

6. ¿Qué porcentaje de la población tiene intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa tiene una prevalencia entre un 30 y un 50% de la población española según un estudio realizado por la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Valor energético 33 kcal (138kj)
Grasas 0,1 g
Grasas Saturadas 0,07 g
Hidratos de carbono 4,7 g
De los cuales azúcares 4,7 g
Proteínas 3,2 g
Sal 0,1 g
Calcio 120 mg (15% VRN)

* Valores de referencia de Nutrientes

Código interno 11227
Unidad de venta Unidad/Pack 6
Código EAN 8410297115349
Código EAN caja 8410297115363
Medidas Ud. De Venta (Pack) 7,3×8,3×25 cm
Unidades por caja 6
Medidas / caja 22,5x17x25 cm
  • Acompáñame hasta el contenedor

Central lechera Asturiana
Central lechera