Recetas

Lasaña de verduras


Para compartir

30 minutos

Dificultad Baja

Precio Bajo
Descripción

La lasaña de verduras es una receta muy sencilla, mucho más que la de una lasaña convencional, porque no lleva pasta, sino que las capas se hacen con verduras. El resultado, sin embargo, es igualmente sabroso: Un plato perfecto como entrante de una comida principal o como único plato de una cena ligera. En esta receta te proponemos además una serie de ingredientes que pueden servirte como punto de partida, pero lo mejor de esta receta es que se puede adaptar perfectamente a tus gustos… ¡O a las existencias que tengas en tu nevera! Como ingredientes alternativos o complementarios, te apuntamos algunos que le quedarán genial: champiñones, zanahorias, brécol u otras verduras de hoja verde.

La lasaña de verduras es además una forma perfecta de elaborar un plato de verduras atractivo para las personas a las que les cueste consumirlas, como a algunos niños.  Prueba  a seguir los pasos y en menos de media hora, tu horno desprenderá un aroma totalmente cautivador, tanto para los amantes de lo verde como para los que huyen de él. ¡Vamos con los pasos!

Descuentos para tus productos favoritos
Preparación
  1. Antes de comenzar con la preparación de la lasaña es importante que cuentes con un cuchillo bien afilado, una mandolina o un instrumento similar que te permita laminar bien las verduras. Cuanto más uniformes sean las láminas, más equilibrada saldrá tu lasaña y más aprovecharás las verduras.

  2. Empezaremos laminando las berenjenas. Para ello, cortamos el pedúnculo y las cortamos a lo largo en láminas de medio centímetro de grosor, aproximadamente. Volcamos las láminas en un escurridor de pasta y las rociamos con abundante sal gorda. Las dejamos reposar durante una media hora para que pierdan el agua y la acidez.

  3. En una sartén con un chorrito de Aceite de Oliva Virgen, sofreímos 2 dientes de ajo y los retiramos. A continuación, añadimos las hojas de espinacas y dejamos que se rehoguen sin dejar de remover hasta que tomen un color brillante y reduzcan su tamaño. Retiramos del fuego y sazonamos.

  4. Llega el turno de laminar los calabacines y los tomates. Como con las berenjenas, cortamos los pedúnculos y los cortamos en laminas longitudinales de medio centímetro de grosor. Salpimentamos y reservamos mientras cortamos los tomates en láminas finas (también de medio centímetro de grosor).

  5. Secamos las láminas de berenjena con un papel de cocina y las marcamos en una plancha o sartén grande. Hacemos lo mismo con el calabacín, teniendo en cuenta que no hace falta que se cocinen, sólo se trata de darles un golpe de calor.

  6. Vamos a montar la lasaña. Cubrimos una fuente rectangular apta para horno previamente engrasada con el tomate frito y disponemos sobre él las láminas de berenjena. A continuación, colocamos varias lonchas de Queso Ligero Central Lechera Asturiana pero sin necesidad de cubrir toda la verdura.

  7. Vamos con la siguiente capa: Cubrimos la superficie de la fuente con las espinacas rehogadas. Encima de las espinacas, colocamos, ahora sí, una generosa capa de queso y añadimos la siguiente capa; esta vez, con las láminas de calabacín. Volvemos a cubrir con queso.

  8. Ya estamos en la última capa de verduras, la de los tomates. Colocamos las láminas de tomate con cuidado de que no se deshagan y a continuación, salpimentamos antes de poner la última capa de Queso Ligero Central Lechera Asturiana.

  9. Es la hora de precalentar el horno a 180 grados mientras damos el último paso para nuestra lasaña de verduras: la cobertura. Para ello, cubrimos generosamente la lasaña con Cocina Ligera Central Lechera Asturiana, cortamos 2 lonchas más de Queso Ligero con unas tijeras y distribuimos los trozos sobre la nata para lograr el gratinado perfecto.

  10. Horneamos durante 20 minutos con calor arriba y abajo, sin dejar de vigilar el horno. El gratinado debe quedar tostado pero sin quemarse. Una vez pasado el tiempo ya sólo queda retirar la fuente del horno, esperar 5 minutos a que la lasaña se temple y listo. ¡A disfrutar!

Trucos consejos y notas
  • Puedes marcar la verdura en la parilla antes de montar la lasaña. ¡Le dará un sabor braseado delicioso!

  • En esta receta, hemos empleado nata para cubrir la lasaña, pero si lo prefieres, puedes optar por una bechamel clarita. ¡Clásica, pero riquísima!

Ingredientes
  • 3 tomates grandes
  • 2 calabacines
  • 2 berenjenas
  • 2 dientes de ajo
  • 500 g de espinacas frescas
  • 50 ml de salsa de tomate
  • 200 ml de Nata Cocina Ligera Central Lechera Asturiana
  • 300 g de Queso en lonchas Ligero Central Lechera Asturiana
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal y pimienta al gusto
Receta elaborada con
nata para cocinar ligera
Nata para Cocinar
Cocina Ligera
Cocina con ritmo