Sin lactosa

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad para digerir cantidades significativas de lactosa. Esta situación se produce cuando no hay suficiente lactasa (enzima) en el intestino delgado para digerir la lactosa consumida. La lactosa, sin digerir, pasa al intestino grueso, donde se acumula, generando sustancias de desecho y ácidos grasos de cadena corta; lo que provoca síntomas como: dolores, hinchazón abdominal, diarrea, etc., propios de la intolerancia a la lactosa.

 ¿Y la lactosa? ¿Qué es?

La lactosa es el azúcar presente de manera natural en la leche. Es un disacárido, formado por dos moléculas (dos azúcares sencillos) unidas entre sí: glucosa y galactosa.

¿Cómo es el mecanismo normal de digestión de la lactosa?

En una situación de normalidad, la lactasa digiere y rompe la lactosa en sus dos moléculas sencillas: glucosa y galactosa. Este proceso es necesario para su absorción por nuestro organismo, ya que éste sólo puede absorber azúcares simples.

Existen diferentes niveles de sensibilidad a la lactosa?

Si. La sensibilidad a la lactosa puede variar ampliamente. Por ejemplo, algunas personas notan sus efectos de forma inmediata tras consumir pequeñas cantidades, mientras otras tienen un umbral de sensiblidad más alto.

Dependiendo del nivel de intolerancia, cada persona tolerará una cantidad más o menos alta de lactosa al día. Hay personas que permanecen de forma asintomática toda su vida sino sobrepasan una determinada cantidad de lactosa al día. Por ejemplo, existen personas que toleran perfectamente los quesos (que contienen si son curados muy poca lactosa) o los yogures (dónde gracias a sus bacterias parte de la lactosa se ha convertido en ácido láctico) y en cambio presentan síntomas claros al ingerir un vaso de leche. Es por ello que cada persona intolerante debe conocer cuál es su nivel de tolerancia.

TIPO DE DEFICIT DE LACTASA PATROGENIA
CONGÉNITA Poco común, inicio de sintomatología desde el nacimiento. Irreversible
PRIMARIA  Inicio precoz Actividad Enzimática disminuida que se desarrolla durante l ainfancia. Irreversible
Inicio tardío La reducción de la actividad enizmática puede ocurrir tras el destete, durante la infancia o adolescencia. Irreversible
SECUNDARIA Actividad de ñactasa disminuida como respuesta a la afección de la mucosa intestinal (Giardia, rotavirus, enfermedad celíaca, enfermedad de Crohn, tratamiento con antibióticos) . Reversible

¿Qué debo hacer si soy una persona intolerante?

En el momento que se diagnostica una intolerancia o una alergia, lo que debemos hacer es reducir o eliminar (en función del grado de sensibilidad, si es una intolerancia) el consumo del componente que nos causa la alergia o la intolerancia. En este caso, la recomendación es ingerir lácteos sin lactosa o aquellos que, en dependencia de la sensibilidad, podemos consumir sin molestias, como es el caso citado anteriormente: queso curado o yogur. Al igual que es importante familiarizarse con las etiquetas de los alimentos para extraer la información necesaria, y eliminar de la dieta todos aquellos que, sin ser lácteos, puedan incluir entre sus ingredientes, la lactosa.

¿Cómo compensar el déficit de calcio en intolerantes a la lactosa?

La falta de leche en la dieta puede producir falta de calcio, vitamina D (necesaria para la absorción del calcio), riboflavina y proteínas. Las complicaciones más comunes son la pérdida de peso y la malnutrición. En pacientes intolerantes a la lactosa es importante asegurar el consumo de calcio recomendado. Esto se logra con una leche como Sin Lactosa de Central Lechera Asturiana, que contiene por vaso el 38% del VRN* de calcio. *Valor de Referencia de Nutrientes. Un vaso (250 ml) aporta el 38% del VRN de calcio para un adulto (800 mg). Dieta basada en 2.000 Kcal

Central lechera Asturiana
Central lechera