SEMIFRÍO DE ALMENDRA Y CHOCOLATE CALIENTE

ANNALISA LUSSO

Ingredientes

3

Huevos

180 g

Azúcar

180 g

Almendras en trocinos

500 ml

Nata para montar 38% MG Central Lechera Asturiana

200 g

Chocolate negro de 85% de cacao fundido

Azúcar

Postre
4 comensales
1 hora y 30 minutos
Media

Cómo preparar SEMIFRÍO DE ALMENDRA Y CHOCOLATE CALIENTE

  1. Separamos las claras de las yemas.
  2. Montamos las claras a punto de nieve, que hagan picos consistentes.
  3. En un cacín, elaboramos un almíbar con el azúcar e igual cantidad de agua.
  4. Esperamos a que alcance el punto de bola (más o menos que rebaje la mitad) sin dejar de revolver.
  5. Vertemos el almíbar sobre las yemas y lo trabajamos hasta disponer de una crema espesa.
  6. Aparte, montamos la nata. Quien tenga buen brazo, a mano, quien no, con batidora.
  7. Unimos la nata montada con las yemas mediante movimientos suaves y envolventes, evitando que la nata se nos baje, atentos y pacientes.
  8. Hacemos exactamente lo mismo (los movimientos suaves y envolventes) con las claras a punto de nieve.
  9. Tras ligar las yemas con las claras y la nata montada y oxigenada, lo vertemos todo en un molde al que añadimos las almendras troceadas.
  10. Metemos el molde en el congelador.
  11. Una vez congelado, a la hora de servir, cortamos trozos rectangulares que bañamos con chocolate caliente.

Recomendaciones

  • Separar las yemas de las claras casi constituye un entrenamiento que permite usar bastantes técnicas, desde los separadores de variados diseños, al clásico paso de media cáscara a media cáscara, o a la popular absorción de la yema por una botella de plástico.
  • Para el chocolate, preparamos un almíbar con 120 g de azúcar y 90 ml de agua. Una vez completamente disuelto el azúcar, añadimos el chocolate rallado dándole vueltas con una cuchara de madera siempre de fuera hacia dentro. Y licuado el chocolate, añadimos un chorro de leche y una cucharada sopera de mantequilla, siempre revolviendo de la manera indicada.