TARTA PRIMI TRES CHOCOLATES

PRIMI ESCANDÓN FORCELLEDO

Ingredientes

Para la tarta

150 g

Chocolate negro

150 g

Chocolate con leche

150 g

Chocolate blanco

6

Cucharadas soperas de azúcar

3

Sobres de cuajada

750 ml

Nata para Montar 38% MG Central Lechera Asturiana

750 ml

Leche Entera Central Lechera Asturiana

 

Para la base

60 g

Mantequilla Tradicional Central Lechera Asturiana

200 g

Galletas tipo María

Postre
4 comensales
40 minutos
Media

Cómo preparar TARTA PRIMI TRES CHOCOLATES

  1. Molemos las galletas manualmente (podemos ayudarnos de un pilón de mortero).
  2. A continuación, les añadimos la mantequilla a temperatura ambiente hasta conseguir una pasta moldeable.
  3. Con esta masa, cubrimos la base de un molde desmoldable.
  4. Mientras tanto, por separado en 3 cazos diferentes, ponemos al fuego los chocolates junto con un cuarto de litro de nata y otro cuarto de litro de leche, donde diluimos la cuajada hasta que no queden grumos.
  5. El azúcar lo añadimos según las siguientes proporciones: 3 cucharadas al chocolate negro, 2 al chocolate con leche y 1 al chocolate blanco.
  6. Sin dejar de revolver, cocemos durante 7 minutos cada uno a fuego suave y sin dejar que hierva.
  7. Licuados en punto denso los chocolates, montamos las tres capas de la tarta una sobre otra con cuidado de no mezclarlas, rebañando los cazos con cucharas de madera y esperando a que asiente la anterior antes de añadir la siguiente.
  8. Esperamos que la tarta temple antes de desmoldar.
  9. Ya desmoldada la tarta sobre una fuente, la dejaremos varias horas en la nevera.

Recomendaciones

  • Estamos acostumbrados a fundir chocolate negro, pero también es fácil encontrar chocolate blanco y con leche en tabletas preparadas para fundir que en el envoltorio ponen (precisamente) esta misma indicación “para fundir”.
  • Aunque es sobradamente sabido, el chocolate blanco lleva exactamente manteca de cacao, sin los sólidos que aportan el color y amargor característicos, por lo que no todo el  mundo lo considera chocolate “de verdad”.
  • Si disponemos de tiempo y deseamos asegurarnos que los chocolates se fundan sin quemar, en vez de poner los cazos directamente sobre el fuego, coloquémoslos dentro de cazos mayores con agua, es decir, al baño maría.