logo_ns
ALERGIAS E INTOLERANCIAS

Alergia a la proteína de la leche de vaca

Se desencadena frente a la caseína, lactoglobulina y lactoalbúmina, proteínas presentes en la leche de vaca

Cuando hablamos de alergia a las proteínas de la leche de vaca (APLV), nos referimos a la reacción adversa de origen inmunológico que presentan algunas personas cuando ingieren leche o sus derivamos, o bien, alimentos que los incluyen dentro de su composición.

En España, ocupa el tercer lugar en las patologías alérgicas detrás de la alergia al huevo y al pescado, y es la alergia alimentaria más frecuente en menores de 1 año. El 85% de los niños, terminan por superar la alergia antes de los 3 años, aunque este dato, depende de la fuente donde se consulte.

info

Cuando se presenta alergia a las proteínas de leche de vaca, no queda más remedio que eliminar la leche y los derivados lácteos de la dieta, así como los alimentos que puedan contener leche como ingrediente, e incluso como trazas. Del mismo modo, las personas que sufren este tipo de alergia, deben evitar el consumo de la leche y derivados lácteos de otros mamíferos, como cabra o la oveja.

Además de por ingestión, la leche puede producir síntomas por contacto cutáneo o por inhalación del alérgeno.

Podemos distinguir dos tipos de alergia a las proteínas de la leche de vaca. La alergia mediada por IgE o alergia clásica, y la alergia no mediada por IgE, conocida como intolerancia a las proteínas de leche de vaca. Es importante que no confundamos la intolerancia a las proteínas de leche de vaca con la intolerancia a la lactosa, puesta última, no es una alergia.

Un lactante, puede estar tomando trazas de leche de vaca a través del pecho de su madre, pues parte de los alimentos de la madre, pueden ser trasmitidos a través de la leche materna. De este modo, un niño lactante, puede estar (sin ser conscientes sus padres) consumiendo pequeñas trazas de leche de vaca; cantidad mínima capaz de generar una alergia, pero no de causar síntomas evidentes. De ahí, que cuando al niño se le da su primer biberón de leche de vaca, la cantidad de proteínas es mucho mayor, y entonces sí, pueden aparecer los síntomas característicos de la alergia.

¿Qué síntomas causa la APLV?

La alergia clásica APLV, mediada por IgE, produce una respuesta veloz. En menos de 1 hora desde que se ingiere el lácteo, pueden aparecer los primeros síntomas. La gravedad de estos síntomas, como ocurre en otras alergias, dependerá del grado de sensibilización y de la cantidad ingerida. En ocasiones, los síntomas son leves y poco valorados, o no relacionados aparentemente con el alimento, pero en ocasiones pueden ser graves, llegando a producirse un shock anafiláctico.

Lo más habitual, es que esta alergia curse con síntomas cutáneos, con frecuencia se darán síntomas digestivos o asociación de ambos, y finalmente, y en los casos más severos, se pueden producir síntomas respiratorios y anafilácticos.

En el caso de APLV no mediada por IgE, los síntomas tardan más en aparecer y pueden ser crónicos, llegando a afectar el estado nutricional de quien la sufre. En este tipo de alergia, pueden darse también síntomas cutáneos y respiratorios, pero el cuadro más típico es la enteropatía a proteínas lácteas, más conocido como IPLV intolerancia a proteínas lácteas.

Curiosidades

Las proteínas de leche de vaca son el primer alérgeno alimentario al que se expone el niño; por lo que, suele ser responsable de las primeras reacciones alérgicas a alimentos que se manifiestan en el lactante. A menudo, precede a otras alergias alimentarias, como el huevo o el pescado.

 
La prevalencia de alergia a proteínas de leche de vaca está entre 0,5%-2%; debuta en los primeros meses de vida y tiene un carácter transitorio hasta en el 80% de los casos.

¡Recuerda!

Etiquetado

No olvides prestar atención al etiquetado. Las proteínas de la leche de vaca, se encuentran en lácteos y derivados, pero con frecuencia, están presentes como ingrediente en otros productos como pan, fiambres, embutidos, platos preparados, golosinas, conservas…así como en productos cosméticos y medicamentos.

Alternativas

Nuestra gama de bebidas vegetales Alpro de Central Lechera Asturiana está exenta de leche y productos lácteos. Puedes utilizarlas como alternativa a la leche en tus recetas, o bien, consumirlas solas.

biberon

Bebés

Si alimenta a su bebé con leche de fórmula, puede que su pediatra le recomiende cambiar a fórmulas extensamente hidrolizadas, o bien a fórmulas a base de aminoácidos, cuyas pequeñas partículas, son menos propensas a desencadenar una reacción alérgica.