logo_ns
Actualidad

La riqueza de la microbiota intestinal, fundamental para prevenir asma y alergias en niños

Un estudio realizado por investigadores del Área de Genómica y Salud de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (Fisabio), la Universidad de Linköping (Suecia) y el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA) -perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)-, ha llegado a la conclusión de que la riqueza de especies bacterianas en el intestino contribuye al fortalecimiento del sistema inmunitario en las membranas mucosas y protege frente al futuro desarrollo de asma y alergias en niños.

El grupo, que lidera el investigador de Fisabio, el doctor Alejandro Mira, analizó un total de 192 muestras de heces de 48 lactantes, recogidas en el primer mes de vida y también a los 12 meses. De estos 48 niños, 20 de ellos desarrollaron síntomas de alergia y asma a los 7 años.

Mirando la interacción de las bacterias con los anticuerpos del bebé al mes de vida podemos identificar claramente aquellos niños que desarrollan asma años más tarde. El descubrimiento es sorprendente, porque abre la vía a un diagnóstico precoz que permita dirigir estrategias de prevención a aquellos niños con alto riesgo de padecer la enfermedad en el futuro”, destaca el doctor Mira.

Los resultados resaltan la importancia de la lactancia materna en los primeros meses de vida para la salud de nuestros niños. Los anticuerpos y bacterias que la madres transmiten a través de la lactancia protegen a los niños del riesgo de desarrollar ciertas enfermedades a través de la estimulación y maduración del sistema inmune y la modulación de la colonización microbiana intestinal de los niños”, señala por su parte la investigadora del IATA-CSIC, la doctora María Carmen Collado.

Menor número de anticuerpos

Los resultados demostraron diferencias respecto a los tipos de bacterias contra las que actúa el sistema inmune. “Un dato que llamó especialmente la atención fue comprobar cómo la bacteria más conocida de la flora intestinal, Escherichia coli (más conocida como E. coli), no era reconocida por los anticuerpos de los niños que posteriormente desarrollarían asma”, puntualiza el doctor Mira.

Asimismo, según afirma Fisabio, estos niños presentaban notablemente un número inferior de anticuerpos IgA unidos a sus bacterias intestinales ya desde el primer año de vida. “El estudio confirma, por tanto, la teoría que la microbiota intestinal (es decir, las bacterias que conviven en el cuerpo humano de forma habitual) desarrollada por el bebé en los primeros meses de vida desempeña un papel fundamental en la aparición posterior de alergias”, concluye la fundación.

REFERENCIA: http://www.europapress.es/comunitat-valenciana/

Lee nuestras últimas publicaciones

Fibra dietética, como estrategia para aumentar la saciedad

Fibra dietética, como estrategia para aumentar la saciedad

El consumo de fibra dietética (FD) resulta favorable por sus múltiples beneficios. Estos pueden ser: disminución del perfil lipídico y presión arterial, modulación de la microbiota intestinal, mantener estable la glucemia, y disminución de la ingesta relacionada con un aumento de la percepción subjetiva de saciedad. En la actualidad, existen estudios que determinan la percepción […]

Desperdicio alimentario en España

Desperdicio alimentario en España

Desperdicio alimentario dentro y fuera del hogar en España El desperdicio de alimentos es un problema ambiental importante que debe abordarse para lograr una cadena de suministro de alimentos sostenible.  Un grupo de investigadores españoles acaba de publicar en la revista Nutrients un trabajo donde cuantifican por primera vez el desperdicio alimentario en el hogar y […]

Envejecimiento prematuro y obesidad

Envejecimiento prematuro y obesidad

Los efectos de la obesidad son similares a los del envejecimiento A nivel mundial, se estima que 1.900 millones de adultos y 380 millones de niños tienen sobrepeso u obesidad. Según la , más personas mueren de sobrepeso que de bajo peso. En este artículo publicado en la revista Obesity Reviews, los investigadores argumentan que […]