logo_ns
Actualidad

Cómo la alimentación puede ayudar a controlar el síndrome de ovario poliquístico (SOP)

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno endocrino (hormonal) que afecta a una notable cantidad de mujeres en edad reproductiva, en torno a 1 de cada 10. Sus síntomas pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida. Además, el SOP puede influir en el aumento del riesgo de condiciones como diabetes tipo 2 o infertilidad. Si bien no tiene una cura definitiva, estrategias como una alimentación adecuada y una reducción del peso corporal pueden ayudar a controlar los síntomas y mejorar el bienestar general.

¿Qué es el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)?

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una afección endocrina compleja que afecta aproximadamente a 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva, caracterizada por un desequilibrio hormonal que conlleva una amplia gama de signos y síntomas. Una de las características principales del SOP es la presencia de múltiples “quistes” en los ovarios, aunque no todas las personas con SOP los presentan, ya que el SOP se puede diagnosticar si se presenta oligoovulación o anovulación e hiperandrogenismo, sin necesidad de tener ovarios poliquísticos. Además, el SOP está asociado con la producción excesiva de andrógenos (hormonas masculinas) por los ovarios, lo que puede provocar cambios en la menstruación, acné, exceso de vello facial y corporal (hirsutismo) o infertilidad.

El SOP va más allá de los problemas ginecológicos, ya que puede influir en la salud metabólica. Las mujeres con SOP tienen una mayor probabilidad de padecer resistencia a la insulina, lo que significa que sus cuerpos no responden adecuadamente a la insulina, la hormona que regula el azúcar o glucosa en la sangre. Esta resistencia a la insulina puede llevar al desarrollo de diabetes tipo 2, aumento del riesgo cardiovascular, dificultades para perder peso y obesidad.

Relación entre el SOP y la alimentación

La relación entre el síndrome de ovario poliquístico y la alimentación y estilo de vida es crucial. Los estudios científicos han revelado que la dieta juega un papel significativo en el manejo de los síntomas del SOP y puede tener un impacto directo en los desequilibrios hormonales y la resistencia a la insulina asociados con esta afección.

Ciertos tipos de alimentos, como los alimentos ricos en azúcares simples y carbohidratos refinados pueden desencadenar fluctuaciones en los niveles de glucosa en sangre, lo que a su vez puede alterar los niveles de insulina y aumentar la producción de andrógenos (hormonas masculinas). Estos desequilibrios hormonales pueden exacerbar los síntomas característicos del SOP.

La resistencia a la insulina puede empeorar con una dieta poco saludable, rica en alimentos con alto contenido de azúcares refinados y carbohidratos simples. Esto puede llevar a un aumento de peso, dificultad para perder grasa abdominal y un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. De hecho, entre el 40 y l 60% de las mujeres con SOP tienen sobrepeso u obesidad.

Optar por una dieta equilibrada y nutritiva es esencial para controlar los síntomas del SOP. Una dieta que incluya alimentos ricos en nutrientes como frutas, verduras, lácteos bajos en grasa, proteínas magras, grasas saludables y carbohidratos complejos puede ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en sangre, reducir la inflamación y mejorar la sensibilidad a la insulina.

Manejo del SOP a través de modificaciones en el estilo de vida

En este contexto, las modificaciones en el estilo de vida son la primera línea de actuación y se centran en la dieta, el ejercicio, el manejo del estrés y otros hábitos que pueden influir positivamente en la resistencia a la insulina y en la regulación hormonal.  Algunas de las modificaciones en el estilo de vida basadas en la evidencia científica, incluyen:

  • Dieta equilibrada hipocalórica con un bajo índice glucémico: los alimentos con un bajo índice glucémico ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre y por lo tanto la resistencia a la insulina. Evitar alimentos ultraprocesados y refinados y priorizar alimentos ricos en fibra como frutas y verduras, cereales integrales, además de lácteos, proteínas magras y grasas saludables (aceite de oliva virgen), siguiendo un patrón de dieta mediterránea, es una estrategia efectiva para controlar los síntomas del SOP.
  • Ejercicio regular: realizar ejercicio físico regularmente aumenta la sensibilidad a la insulina, preserva o aumenta la masa muscular y promueve la pérdida de peso al favorecer el déficit calórico, aunque la pérdida de peso debe de ser más bien una consecuencia y no un objetivo central como tal al hacer modificaciones en el estilo de vida, ya que se han reportado beneficios independientemente de si existe pérdida de peso o no. Además, el ejercicio ayuda a mejorar marcadores de inflamación y reduce los niveles de estrés y síntomas psicológicos como la ansiedad y la depresión, muy comunes en mujeres con SOP.
  • Descanso adecuado: un descanso adecuado es fundamental para mantener unos niveles de insulina, grelina, glucagón y otros niveles de hormonas que intervienen y regulan las señales de hambre y saciedad estables, frecuentemente alteradas en mujeres con SOP.
  • Suplementación: varios estudios revelan el papel beneficioso de los suplementos con inositol en el control de los síntomas asociados al SOP. El inositol es un nutriente presente en ciertos alimentos y en el cuerpo humano. El mioinositol (un isómero del inositol) solo o acompañado con D-quiroinositol en una proporción 40:1, demuestra ser eficaz en el tratamiento del SOP, mejorando la resistencia a la insulina y el control glucémico. La suplementación con vitamina D también ayuda a mejorar la resistencia a la insulina, así como el zinc, el omega-3 y la cúrcuma, que tienen un potencial antiinflamatorio. Sin embargo, estos suplementos han ser pautados de forma individualizada por parte de un profesional de la salud.

Para manejar el SOP, al ser una condición con carácter crónico, es fundamental adoptar un enfoque proactivo y sostenible, tomando el control de la propia salud y fomentando cambios positivos que impacten no solo en la gestión de esta afección, sino también en la calidad de vida a largo plazo.

Bibliografía

  1. Aguaviva Bascuñana JJ, Olivares Sánchez N. Intervenciones dietéticas en el tratamiento del síndrome del ovario poliquístico. Una revisión bibliográfica. Clin Invest Ginecol Obstet [Internet]. 2024;51(1):100911. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0210573X23000813
  2. Colombo GE, Pirotta S, Sabag A. Diet and exercise in the management of polycystic ovary syndrome: Practical considerations for person-centered care. Semin Reprod Med [Internet]. 2023 [citado el 11 de enero de 2024];41(01/02):026–36. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/38040023/
  3. Teresa Sir P Dra, Jessica Preisler R, Amiram Magendzo N. Síndrome de ovario poliquístico. Diagnóstico y manejo. Rev médica Clín Las Condes [Internet]. 2013;24(5):818–26. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/s0716-8640(13)70229-3
  4. Facchinetti F, Appetecchia M, Aragona C, Bevilacqua A, Bezerra Espinola MS, Bizzarri M, et al. Experts’ opinion on inositols in treating polycystic ovary syndrome and non-insulin dependent diabetes mellitus: a further help for human reproduction and beyond. Expert Opin Drug Metab Toxicol [Internet]. 2020;16(3):255–74. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1080/17425255.2020.1737675

Lee nuestras últimas publicaciones

Nutrigenética: interacción dieta-genes

Nutrigenética: interacción dieta-genes

La interacción entre nuestra genética y nuestra dieta es un campo fascinante de estudio que ha estado ganando atención en los últimos años. La nutrigenética, como se conoce esta disciplina, busca comprender cómo nuestras variaciones genéticas individuales pueden influir en nuestra respuesta a los nutrientes que consumimos, y cómo esta interacción puede afectar aspectos clave […]

Cómo la alimentación puede ayudar a controlar el síndrome de ovario poliquístico (SOP)

Cómo la alimentación puede ayudar a controlar el síndrome de ovario poliquístico (SOP)

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno endocrino (hormonal) que afecta a una notable cantidad de mujeres en edad reproductiva, en torno a 1 de cada 10. Sus síntomas pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida. Además, el SOP puede influir en el aumento del riesgo de condiciones como diabetes […]

Nutrientes clave para ayudar al buen funcionamiento de tu sistema inmune.

Nutrientes clave para ayudar al buen funcionamiento de tu sistema inmune.

La llegada del invierno trae consigo no solo temperaturas más frías, sino también un aumento en los casos de resfriados y gripes. Estas enfermedades virales son comunes y pueden afectar nuestra calidad de vida, pero ¿sabías que una dieta adecuada puede desempeñar un papel clave en la prevención de estas dolencias? En este post exploraremos […]

No te pierdas nuestros menús, tips y noticias para llevar una vida más saludable.

Suscríbete ahora a nuestra newsletter.