logo_ns
Actualidad

El intestino, “el segundo cerebro”

El cerebro y el intestino, a pesar de encontrarse relativamente lejos uno del otro se mantienen en constante comunicación. La relación entre ambos órganos es muy estrecha, esta comunicación es bidireccional y dinámica realizada a través de tres vías principales, estas pueden ser nerviosas, endocrinas, o del sistema inmune.

  • Vía nerviosa, por mediación del nervio vago. Vía principal de intercambio de información entre el cerebro y el intestino.
  • Vía endocrina, hormonas como la serotonina o la dopamina.
  • Vía inmune, producción de citoquinas.

El intestino contiene alrededor de cien millones de neuronas, representando el mayor conjunto de neuronas que no están presentes en el cerebro. Éstas se mantienen en contacto con el cerebro a través del nervio vago.

Estado de ánimo

El estado de ánimo también está estrechamente relacionado con el tracto gastrointestinal. Y es que un peor estado de ánimo, o un mayor estrés, repercuten en la microbiota intestinal haciéndola más sensible al desequilibrio.

Una hormona que su presencia es clave para mantener un buen estado de ánimo es la serotonina; se sabe que muchas de estas hormonas se encuentran en el tracto gastrointestinal. Desempeña varias funciones, como, por ejemplo, la regulación de la motilidad gastrointestinal o secreción de agua y electrolitos intestinales.

Microbiota intestinal

En el intestino convive una gran comunidad de microorganismos formando la microbiota intestinal, ésta tiene una estrecha relación con las patologías que puede llegar a manifestar el organismo donde habitan.

Para prevenir las posibles afecciones es muy importante llevar a cabo unos buenos hábitos de vida. Una alimentación correcta donde la base sean las verduras y hortalizas va a ayudar a mantener esa homeostasis bacteriana en el tracto intestinal. Incluso, la práctica de ejercicio físico de una forma regular también va a ser clave.

Pero, aun así, nuestra microbiota puede desestabilizarse, por ejemplo, en el caso de contraer una enfermedad. Para ayudar a restaurar esa microbiota dañada:

  • Una ingesta de probióticos podrá marcar la diferencia en la recuperación de la misma.
  • También será muy importante saber manejar el estrés
  • Tener un buen estado de ánimo.
  • Descansar correctamente.

Por todas estas cosas, el tracto gastrointestinal, es considerado el “segundo cerebro”.

Bibliografía

Sebastián Domingo J. Sebastián Sánchez B. La serotonina y los dos cerebros: Directora de orquesta de la fisiología intestinal y del estado de ánimo Papel en el síndrome del intestino irritable. Medicina naturista.2018; Vol. 12, Nº 2

M.Gómez-Eguílaz, J.L. Ramón-Trapero, L. Pérez-Martínez, J.R. Blanco. El eje microbiotaintestino-cerebro y sus grandes proyecciones. Neurología.com [Internet]. 2019.

Martin CR, Osadchiy V, Kalani A, Mayer EA. The Brain-Gut-Microbiome Axis. Cellular and Molecular Gastroenterology and Hepatology. 2018;6(2):133–148

Lee nuestras últimas publicaciones

Componentes bioactivos de la leche: qué son y cuáles son sus funciones

Componentes bioactivos de la leche: qué son y cuáles son sus funciones

La leche y sus derivados son alimentos completos que proporcionan un elevado contenido de nutrientes. Tiene una composición muy equilibrada al aportar proteínas de alto valor biológico, grasa, hidratos de carbono (lactosa), vitaminas liposolubles y minerales de gran biodisponibilidad, por ello, su consumo se considera un hábito clave para obtener una alimentación completa en todas […]

Dieta baja en FODMAP

Dieta baja en FODMAP

¿Qué significa baja en FODMAP?  Es un tipo de alimentación que consiste en no consumir alimentos que contengan hidratos de carbono fermentables. Es decir, carbohidratos de cadena corta que no son totalmente digeridos por el intestino delgado, por lo que llegan al intestino grueso siendo alimento para las bacterias que habitan en el colon. De […]

Los lácteos: aliados en la ganancia de masa muscular

Los lácteos: aliados en la ganancia de masa muscular

¿Sabías que la leche de es una fuente de proteínas, entre otros nutrientes? Y no de cualquier tipo, sino de proteínas de alto valor biológico (AVB).  Las proteínas de alto valor biológico son aquellas que contienen todos los aminoácidos (los “eslabones” que conforman las proteínas) esenciales en las proporciones necesarias para el hombre y que […]

No te pierdas nuestros menús, tips y noticias para llevar una vida más saludable.

Suscríbete ahora a nuestra newsletter.