logo_ns
Actualidad

Probióticos, prebióticos, simbióticos, postbióticos…¿cuál es la diferencia?

En los últimos años, el interés por la salud intestinal, la microbiota y su impacto en el bienestar ha crecido considerablemente. Dentro de este campo, términos como probiótico, prebiótico, simbiótico y postbiótico han ido ganando popularidad. Sin embargo, muchas personas aún no comprenden la diferencia entre los mismos y cómo afecta cada uno de ellos a la salud digestiva.

¿Qué diferencia hay entre probióticos y prebióticos?

Los probióticos se definen como microorganismos vivos que, ingeridos en una cantidad adecuada, ejercen un efecto beneficioso en la salud del huésped. Se encuentran normalmente en alimentos fermentados (yogur, kéfir, chucrut, miso), así como en suplementos dietéticos. Los probióticos más comunes son las bacterias ácido-lácticas como, por ejemplo, los lactobacilos y las bifidobacterias.

Por otro lado, los prebióticos son componentes no digeribles (carbohidratos fermentables) de los alimentos que actúan como “alimento” para las bacterias beneficiosas presentes en el intestino de forma selectiva (probióticos), promoviendo su crecimiento y actividad. Entre los prebióticos se encuentran los fructooligosacáridos (FOS) como la inulina, los galactooligosacáridos (GOS), las pectinas o el almidón resistente, entre otros. Algunos ejemplos de alimentos prebióticos son la cebolla, el ajo, la achicoria, las setas, los espárragos, la avena o la manzana.

Qué son los simbióticos

Una vez definidos los conceptos de probiótico y prebiótico, resulta más sencillo entender qué son los simbióticos. Los simbióticos son una combinación de probióticos y prebióticos en un mismo producto. Esta combinación tiene como objetivo maximizar los beneficios para la salud intestinal al proporcionar tanto los microorganismos beneficiosos como los nutrientes que necesitan para crecer y prosperar en el intestino.

Los simbióticos pueden encontrarse en forma de alimentos fermentados que contienen tanto probióticos como prebióticos de forma natural, o como suplementos dietéticos diseñados específicamente para proporcionar una combinación equilibrada de microorganismos vivos (probióticos) y fibras prebióticas (prebióticos). Esta combinación sinérgica crea un ambiente óptimo en el intestino, promoviendo el crecimiento y la supervivencia de las bacterias beneficiosas y mejorando así el equilibrio de la microbiota intestinal.

Qué son los postbióticos

Los postbióticos se definen como una preparación de microorganismos inanimados/inactivos y/o sus componentes que confieren un beneficio al huésped. Los postbióticos pueden incluir una variedad de componentes, como células microbianas inactivas, extractos celulares, lisados celulares, paredes celulares, ácidos orgánicos, péptidos, polisacáridos y otras moléculas bioactivas. Esta definición amplía el concepto de postbióticos para incluir tanto los microorganismos inactivos como los componentes bioquímicos derivados de su actividad metabólica (metabolitos), como los ácidos grasos de cadena corta (como el butirato), péptidos o vitaminas producidas por dichos microorganismos.

Sin embargo, a pesar de su rápido crecimiento en el mercado y el interés creciente por parte de consumidores y profesionales de la salud, aún se necesitan más estudios para comprender completamente sus mecanismos, efectos y beneficios potenciales. Aunque algunos estudios preliminares sugieren que los postbióticos pueden tener efectos positivos en la salud intestinal, incluyendo la modulación de la microbiota y la mejora de la función inmunológica, la evidencia científica sigue siendo limitada y heterogénea.

Bibliografía

  1. Vinderola G, Sanders ME, Salminen S. The concept of postbiotics. Foods [Internet]. 2022 [citado el 12 de marzo de 2024];11(8):1077. Disponible en: https://www.mdpi.com/2304-8158/11/8/1077
  2. Rau S, Gregg A, Yaceczko S, Limketkai B. Prebiotics and probiotics for gastrointestinal disorders. Nutrients [Internet]. 2024 [citado el 12 de marzo de 2024];16(6):778. Disponible en: https://www.mdpi.com/2072-6643/16/6/778
  3. Davani-Davari D, Negahdaripour M, Karimzadeh I, Seifan M, Mohkam M, Masoumi S, et al. Prebiotics: Definition, types, sources, mechanisms, and clinical applications. Foods [Internet]. 2019 [citado el 12 de marzo de 2024];8(3):92. Disponible en: https://www.mdpi.com/2304-8158/8/3/92

Lee nuestras últimas publicaciones

Activar el tejido adiposo pardo para combatir la obesidad

Activar el tejido adiposo pardo para combatir la obesidad

La obesidad se ha convertido en un problema de salud global, con consecuencias que pueden ir desde enfermedades cardiovasculares hasta diabetes tipo 2. La activación del tejido adiposo pardo (brown adipose tissue, por sus siglas en inglés BAT) ha surgido como una posible estrategia para combatir la obesidad. Este tejido, a menudo pasado por alto, […]

Lactasa: qué es y cuál es su función en la digestión de los lácteos

Lactasa: qué es y cuál es su función en la digestión de los lácteos

Lactasa: ¿qué es? Seguro que has oído hablar de la lactosa y la lactasa pero, ¿qué son exactamente? En la leche, la lactosa es el principal carbohidrato, formado a su vez por dos monosacáridos: la glucosa y la galactosa. Sin embargo, es común confundir la lactosa (carbohidrato) con la lactasa (enzima). La lactasa es una […]

Caseína de la leche: qué es y para qué sirve

Caseína de la leche: qué es y para qué sirve

¿Qué es la caseína? Es posible que hayas oído hablar de la caseína pero, ¿qué es exactamente? La caseína es una proteína compleja presente en la leche y sus derivados lácteos. En la leche de vaca, la caseína representa un 80% del contenido proteico total, mientras que las proteínas del suero comprenden el 20% restante. […]

No te pierdas nuestros menús, tips y noticias para llevar una vida más saludable.

Suscríbete ahora a nuestra newsletter.