logo_ns
Actualidad

Vitaminas para mejorar tu sistema inmunitario

Tener una buena alimentación es esencial para mantener tu sistema inmunitario en buen estado. La deficiencia de algunos micronutrientes, como algunos minerales o vitaminas, pueden exponer a nuestro organismo a un mayor riesgo de contraer alguna patología. 

¿Qué es la inmunidad?

Antes de nada, es importante dejar claros varios conceptos. 

  • Inmunidad humoral: son los mecanismos por los cuales se identifica al patógeno externo y se actúa sobre él (linfocitos B). 
  • Inmunidad celular: algunos microbios que no pueden ser identificados por la inmunidad humoral, sí lo son por la inmunidad celular, más específica que la humoral (linfocitos T). 
  • Inmunidad innata: mecanismos básicos de defensa que posee el organismo humano (entre otras, se encuentran las células NK y los fagocitos).

Alimentos beneficiosos para el sistema inmunitario

A nivel vitamínico, y dentro de su papel en el sistema inmunitario, podríamos destacar las vitaminas del grupo B, vitamina C, vitamina A, vitamina E y vitamina D. 

  • Dentro de las vitaminas del grupo B, la vitamina B6, interviene en la respuesta humoral y celular. En cuanto a la vitamina B12, tiene gran relación con la respuesta de linfocitos y actividad de las células NK.  
  • La vitamina C, incrementa la capacidad de aumentar de tamaño y de dividirse en los linfocitos T, además de ser un potente antioxidante. 
  • Un deterioro de la función de las células T y B o la reducción de la actividad de las células NK se relaciona con la deficiencia de la vitamina A.  
  • La vitamina E, su deficiencia provoca alteraciones en la inmunidad humoral, la inmunidad celular y la función fagocítica. 
  • Y por último, una buena ingesta de vitamina D, se relaciona con la protección contra enfermedades respiratorias. 

Estas vitaminas las podemos encontrar en muchos alimentos. 

  • Vitamina B6: Garbanzos, carnes, pescado y plátano. 
  • Vitamina B12: Alimentos de origen animal en general. Entre otros: mariscos, carne, pescado y lácteos.
  • Vitamina C: Pimiento, cebolla, col, verduras de hoja verde, coles de Bruselas, perejil, frutas cítricas, fresas, kiwi, papaya y mango. 
  • Vitamina A: Brócoli, espinaca, acelga, col rizada, lácteos, pescado, huevo e hígado de res. 
  • Vitamina E: Aceites vegetales, frutos secos, semillas de girasol, verduras y hortalizas. 

Lee nuestras últimas publicaciones

Nutrigenética: interacción dieta-genes

Nutrigenética: interacción dieta-genes

La interacción entre nuestra genética y nuestra dieta es un campo fascinante de estudio que ha estado ganando atención en los últimos años. La nutrigenética, como se conoce esta disciplina, busca comprender cómo nuestras variaciones genéticas individuales pueden influir en nuestra respuesta a los nutrientes que consumimos, y cómo esta interacción puede afectar aspectos clave […]

Cómo la alimentación puede ayudar a controlar el síndrome de ovario poliquístico (SOP)

Cómo la alimentación puede ayudar a controlar el síndrome de ovario poliquístico (SOP)

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno endocrino (hormonal) que afecta a una notable cantidad de mujeres en edad reproductiva, en torno a 1 de cada 10. Sus síntomas pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida. Además, el SOP puede influir en el aumento del riesgo de condiciones como diabetes […]

Nutrientes clave para ayudar al buen funcionamiento de tu sistema inmune.

Nutrientes clave para ayudar al buen funcionamiento de tu sistema inmune.

La llegada del invierno trae consigo no solo temperaturas más frías, sino también un aumento en los casos de resfriados y gripes. Estas enfermedades virales son comunes y pueden afectar nuestra calidad de vida, pero ¿sabías que una dieta adecuada puede desempeñar un papel clave en la prevención de estas dolencias? En este post exploraremos […]

No te pierdas nuestros menús, tips y noticias para llevar una vida más saludable.

Suscríbete ahora a nuestra newsletter.