nutricion
LEGUMBRES, TUBÉRCULOS Y FRUTOS SECOS

Pistacho, con ellos
la vida sabe mejor

pistacho

Los pistachos, además de sabrosos son una importante fuente de nutrientes. Más allá de su gran sabor o de dar un toque suculento a nuestros platos, pueden hacer mucho por nuestra salud. Los pistachos son nutritivos y benefician a los sistemas nervioso, cardiovascular e inmunitario.

pistacho
pistacho


Valor nutricional
Por ración de 30 g (50 g con cáscara)

Valor energético: 162 kcal

Grasas: 13,7 g
Saturadas: 1,8 g
Monoinsaturadas: 8,3 g
Poliinsaturadas: 17,0 g

Hidratos de carbono: 4,2 g

Fibra: 1,7 g

Proteína: 4,7 g

Agua: 2,3 g

 

nutricion

El pistacho destaca por su contenido en ácidos grasos insaturados, ácidos grasos monoinsaturados, fibra, calcio, magnesio, zinc, potasio, fósforo, hierro, tiamina, vitamina E y folatos.

Beneficios para la salud

Los pistachos poseen un alto contenido en grasas insaturadas, sobre todo monoinsaturadas y cardiosaludables. Respecto a los minerales, destaca por su aporte de calcio, magnesio, zinc, potasio, fósforo y hierro.

nutricion

Una ración de pistachos cubre el 15% de las ingestas diarias recomendadas de fósforo, mineral que contribuye al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.

Estos frutos secos contienen destacables cantidades de tiamina (vitamina B1), ácido fólico y vitamina E. La tiamina y el ácido fólico, contribuyen a la función psicológica normal, mientras que la vitamina E, ayuda a proteger las células corporales frente al estrés oxidativo.

pistacho
nutricion

Su sabor dulce y delicado, los hace perfectos para consumir solos, al natural o tostados. También se emplean en pastelería, y se incluyen como ingrediente en ciertas variedades de embutidos.

pistacho

Ideas para incluir pistachos en recetas saladas y dulces

Los pistachos encajan muy bien como ingrediente para preparaciones tanto dulces como saladas, al aportar sabor intenso y un toque crujiente a los platos. Te damos algunas ideas:

– Solos, al natural o tostados, y preferiblemente sin sal añadida.
– Toppings de yogures, helados y ensaladas.
– Como ingrediente principal de ensaladas dulces, junto con dátiles y naranjas.
– En salsas para tus recetas de pasta, por ejemplo, en una salsa estilo “pesto” con queso de burgos, espinacas y pistachos.
– Como ingrediente en tus aperitivos. Por ejemplo, partiendo unos higos por la mitad y rellenándolos de queso de cabra y pistachos.
– Formando parte de una original vinagreta.
– Como ingrediente en recetas de carnes. Por ejemplo, unas pechugas de pollo con setas y pistachos.
– En postres dulces. Por ejemplo, unas naranjas laminadas con cacao natural 100% sin azúcar fundido y pistachos triturados.
– Como ingrediente en tus bizcochos caseros. Por ejemplo, como ingrediente en un bizcocho de zanahoria.

Y tú, ¿cómo los prefieres?